Claves para mantenerse con los kilos perdidos

A fin de llegar a un peso sano, cómodo y sostenible en el tiempo es fundamental lograr adherencia. Sobre el tema opinó Samuel García, referente en Nutrición y coordinador de Punto Saludable del Ministerio de Salud de la provincia de Neuquén.  

A la hora de perder peso se suelen hacer dietas estrictas que garanticen éxito a corto plazo, pero la clave no es disponer de la mejor dieta milagrosa sino de entender el concepto de adherencia y aplicarlo.


Según el profesional Samuel García, eso significa mantener un cambio a lo largo del tiempo ya que para lograrlo es indispensable aceptar un nuevo estilo de vida como algo que se va a adquirir. En otras palabras, metas fáciles para comprometerse.

“Los tratamientos que a la vista son “efectivos” porque permiten perder mucho peso en poco tiempo, no son en realidad exitosos ya que incluyen acciones estrictas, inflexibles y por ello son insostenibles en el tiempo. No generan adherencia ni adaptación metabólica, y cuando se dejan causan efecto rebote” señaló García.


Las fluctuaciones de peso no son sanas en absoluto, perjudican al organismo tanto por dentro como por fuera, es por eso que sostiene que en la adherencia radica el éxito, al ser capaz de llegar a un peso saludable y mantener la conducta en el tiempo, es probable que el cuerpo se quede en un peso adecuado durante más tiempo, minimizando el riesgo de recuperar el peso perdido, agregó.

Factores que ayudan:


Restringir calorías con moderación: aunque el déficit calórico es necesario para adelgazar, lo recomendable es reducir en promedio 500 Kcal diarias. Si se quitan 1500 Kcal y la persona está habituada a consumir 3000 debemos considerar que tendrá que restar la mitad de lo que estaba consumiendo, algo muy difícil de lograr y probablemente insostenible.


Tener una alimentación variada y de calidad es algo más flexible que protege la salud, no genera riesgos y por lo tanto se vuelve más sencillo el mantenimiento a largo plazo. Para perder peso no sólo se deben contar calorías, es más importante prestar atención a la calidad de lo que se come.


Ampliar las posibilidades de ser activo: la clave está en establecer una propuesta progresiva para generar el hábito de actividad física. Siempre con objetivos a corto plazo que se ajusten a las características y necesidades de cada uno.

Tener un entorno saludable y seguro: es importante que la familia apoye el plan ya que comparten comidas e incluso, pueden incentivar.

Un tratamiento guiado por un profesional: tiene que ser adecuado a las particularidades de cada persona, considerando costumbres previas, enfermedades o condición biológica, posibilidades, nivel de actividad física, entre otras características que resultan clave para lograr adherencia.

Entre los errores García destacó:


Acudir a dietas “milagrosas” o de moda, de revistas o recomendadas por algún amigo.


Utilizar sustitutos de comida para no tener que cocinar ni pensar en qué comer mientras buscamos perder peso.


Fijar objetivos poco realistas o inalcanzables que nos desanimen al poco tiempo de haber comenzado.

Evitar comidas en sociedad o eventos a causa del tratamiento.
Para finalizar, recalcó que la adherencia o el mantenimiento de conductas a largo plazo, es el factor más importante para lograr una Vida Saludable.

Seguínos en Instagram:

Seguí también a Punto Saludable en Instagram:


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Claves para mantenerse con los kilos perdidos