Cobayos, una grata compañía en miniatura

Cada vez son más buscados para integrar la familia como compañía. Te explicamos qué cosas debés tener en cuenta y cómo cuidarlos.

Los cobayos están tomando popularidad como nuevos animales de compañía. Estos pequeños roedores mamíferos se destacan por su simpática personalidad, además de su tamaño.

Al momento de integrar a la familia uno de estos animales hay que saber que pueden vivir cerca de 10 años, por lo tanto, las personas deben estar preparados para ofrecerles el cuidado que requieran durante toda esta vida.

“En su dieta debe abundar la fibra, que será de vital importancia, no solo para sus dientes, que crecen durante toda la vida y necesitan ser gastados, sino también para su salud intestinal”, explica Georgina Ibáñez, médica veterinaria de Roca –especialista en cirugía de animales exóticos– al ser consultada por Río Negro.

Deben consumir variedad de verduras de hojas frescas, y frutas en menor cantidad. Sin embargo, hay alimentos que nunca se deben dar a estos animales, como cebollas, coles y picantes.


Necesitan todos los días tomar un poquito de sol, pero nunca con vidrio de por medio. No toleran altas temperaturas por lo tanto en verano no debe estar expuesto desde las 10 a 17 cuando el sol es sumamente perjudicial hasta para nosotros.

“Son animalitos muy curiosos, hay que cuidarlos de los cables eléctricos, cargadores, bolsas plásticas, y otros animales”, explica la profesional.
Ellos usan sus dientes para conocer el lugar donde habitan, por eso Ibáñez recomienda no tenerlos sueltos en la casa sin supervisión.

Les encanta jugar, correr y dar saltitos cuando están contentos o a gusto. Se les puede hacer juguetes con tubos de cartón servilletas, puentes de palitos de helado, y otros objetos para mantenerlos entretenidos. Necesitará un recinto donde habitar que sirva de refugio para descansar o esconderse cuando lo necesite; un espacio para comer, tomar agua, y uno para realizar sus deposiciones.

Debe ser de suelo blando, para cuidar sus patitas delicadas. Si es una jaula, colocar algo que le de estabilidad y tape los orificios de las rejas para que no se enganchen y lastimen patas y manos. Como cama en el piso puede utilizarse desde trapos, hasta papel y cartón, aunque lo más común es la utilización de viruta de madera no tratada con aceites.


Asegúrense de mantener limpio y ventilado el recinto. Esta totalmente prohibida la utilización de peceras como recinto: estas no permiten la correcta ventilación del lugar donde habita el cobayo, favoreciendo enfermedades respiratorias.

“Si bien no necesitan vacunas en la región, se evalúa su historia para desparasitar. Durante los primeros meses de vida, se controlará 3 veces para seguir el crecimiento dental, como se adapta a la familia, e ir realizando cambios si es necesario”, indica la veterinaria. Después, hay que hacerle controles cada 6 meses.

Ibáñez recomienda castrar –tanto a machos como a hembras– para evitar enfermedades directamente dependientes de hormonas y de temprana aparición. Llegado el momento, se acuerda con cada familia y depende también del desarrollo de cada mascota.

Puntos a tener en cuenta


Para tener cobayos sanos y evitar enfermedades se debe:
* Alimentarlos bien.
* Mantener limpias las jaulas. Es muy importante mantener limpio y ventilado el recinto.
* Evitar la presencia de alimento en mal estado.
* Poner en cuarentena durante cuatro días a los animales nuevos que se integren, para observar su comportamiento antes de juntarlos con los que ya se tienen.
* La presentación de un animal nuevo se debe hacer siempre en un territorio neutral y libre de olores, para facilitar la integración.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Cobayos, una grata compañía en miniatura