Como ayer



Imaginar semejante conjunción de voces podría ser sólo eso, un ejercicio de imaginación, porque no está ninguno de los viejos Cantores del Alba para repetir la historia y Daniel Toro está casi como espectador en el folclore. No podría recrearse lo que alguna vez hicieron juntos, compartir un escenario, cantar, hacer delirar a la gente, cantar en tiempo presente. Pero sí lo pueden hacer como lo están haciendo, los que desde chicos estuvieron cerca, los que compartieron las interminables noches de música, de asados, de peñas, de festivales, los que estaban ahí escuchando cada ensayo en casa de alguno de los ya desaparecidos Cantores del Alba. Nacho Prado, Facundo Toro y Daniel Campos son “Los Nombradores del Alba”, quienes justamente por ser conocedores y casi protagonistas de historias de música y vida, decidieron rendir homenaje a Daniel Toro, “salteño y nombrador” y a Tomás “Tutú” Campos “el último cantor” en un espectáculo que forma parte de la gira nacional que ya comenzó por Salta, Tucumán y Jujuy. Al menos por lo que los exponentes actuales significan en el ámbito del folclore, uno puede anticipar un espectáculo de lujo, porque Facundo Toro es casi una réplica de lo que fue su padre, con una voz tal vez más trabajada y capaz de volver el tiempo atrás cuando de revisar discografía se trata. En el dúo de Nacho Prado y Daniel Campos, las voces son lo mejor de lo que ha dado el género en los últimos años. Ellos, creo que sólo ellos con el mayor rigor, son capaces de reinventar esos Cantores del Alba que en los escenarios actuales parecen estar presentes cuando este dúo se adueña del micrófono. El espectáculo que ya cuenta con muy buena crítica, planea recorrer el país, aunque en esta zona, generalmente alejada del folclore grande durante todo el año, nadie sabe si estarán. Lo que hacen es cada uno por su lado, rendir tributo a sus padres, como en los casos de Campos y Toro y después sumar sus voces para entre todos revivir esos viejos temas. El dúo de Nacho y Daniel ya lo viene haciendo en cada presentación, es más, lo llevan al escenario desde que eran Los Guaraníes. Son tan parecidos a Los Cantores del Alba, que cualquier desprevenido pensaría que todavía andan por los festivales cantando valses y mejicanas o las inolvidables zambas. Facundo Toro lleva el folclore en la sangre y rinde homenaje a su padre en cada presentación, con temas propios pero también con los que Daniel conquistó buena parte del país en tiempos de gloria. Es para ir imaginando a estos exponentes que sólo por esta juntada grande, se llaman “Los Nombradores del Alba”, conjunción que se plantea jugar con el presente y la historia musical que tienen en común para el delirio de los seguidores. Es, si se quiere, hacer realidad lo que la vida no podrá. Es con voces impecables y con mucha similitud, volver el tiempo atrás para que Los Cantores del Alba y Daniel Toro pasen por cada uno de los escenarios elegidos. Y quién sabe si esos duendes que todavía merodean en cada festival, no se darán una vueltita para ver caras, para sentir de cerca los aplausos de un público renovado, pero que mezcla a los de más años, con los que descubrieron en sus sucesores a los mejores exponentes de un tiempo que parece no terminar nunca. Este homenaje junta por primera vez a estos exponentes que desde hace años se prometieron hacerlo cuando llegara el momento y ese momento llegó, para escuchar valses, mejicanas, zambas, corridos y canciones que nunca dejaron de estar. Lo plantearon hace 16 años y llegó el tiempo de hacerlo realidad.

jorge vergara jvergara@rionegro.com.ar

la peña


Comentarios


Como ayer