Cómo es el plan para mejorar el cerro Catedral

Alta Patagonia ya tiene asegurada la extensión de la concesión y debe comenzar a presentar los planos del programa aprobado por ordenanza y ratificado por la Justicia.



La inversión prometida por la concesionaria para el cerro es de 22 millones de dólares. Foto: archivo

La inversión prometida por la concesionaria para el cerro es de 22 millones de dólares. Foto: archivo

Cuando comenzaba la década del 40, con la Administración de Parques Nacionales involucrada de lleno en el desarrollo turístico de Bariloche, empezó a sonar fuerte el nombre de Antonio Lynch, un activo dirigente deportivo que presidía por entonces el Club Argentino de Esquí, que además de impulsar la creación de la Federación Argentina de Ski y Andinismo y tuvo un rol clave en el nacimiento del centro de deportes invernales en cerro Catedral, que hoy lleva su nombre.

La papelería oficial lo cita una y otra vez, pero pocos hoy recuerdan su obra, que contribuyó a instalar a Catedral como principal referencia del esquí en Bariloche y en todo el continente.

Hoy el cerro está a las puertas de un nuevo proyecto de inversión que debería mejorar los servicios en la montaña y fortalecer su atractivo como centro invernal, en línea con lo que proyectó Lynch y con lo que necesita todo Bariloche.

La concesionaria Alta Patagonia (Capsa) presentó hace ya tres años un plan de modernización que el intendente Gustavo Gennuso tomó como propio y que fue aprobado y firmado hace pocos días, luego de un largo litigio judicial. Aunque las críticas y la resistencia de una parte de la comunidad todavía se mantienen, Capsa lo considera un tema superado. La empresa tiene la obligación de empezar con las obras en la próxima primavera y ya inició las gestiones para importar equipos y lograr las habilitaciones.

Estoy convencido de que la decisión sobre la modernización del cerro es la más adecuada en el contexto en el que estamos”.

Gustavo Gennuso, intendente de Bariloche.

La inversión prometida es de 22 millones de dólares y debe ser aplicada en un plazo de cinco años. Los principales objetivos son instalar nuevos medios de elevación, ampliar y mejorar las pistas de esquí y sumar tecnología para la fabricación de nieve, a fin de garantizar superficie esquiable hasta la base durante toda la temporada, sin depender de las precipitaciones. También está previsto el “anillado” eléctrico que necesita esa infraestructura.

A cambio, la empresa se aseguró la explotación de Catedral hasta 2056. Es decir, 30 años más allá de la actual concesión, que vence en 2026.

El contrato aprobado por ordenanza en 2018 y firmado a comienzos de junio incluye también un nuevo desarrollo inmobiliario sobre 70 hectáreas en el sector medio de la montaña, de interés prioritario en el negocio de Capsa. Pero ese megaemprendimiento deberá todavía sortear otras vallas en materia de diseño, evaluación, audiencias públicas y aprobación en el Concejo.

Las inversiones

La intención explícita de Capsa es la de “poner el norte en la satisfacción de los visitantes” del cerro y por eso, a la vista de los déficit actuales, se propuso avanzar hacia la “garantía de nieve”; tener pistas más anchas, largas, con variedad de niveles y medios de elevación ágiles que permitan “maximizar el tiempo de esquí”.

El municipio hizo suya esa aspiración y en los fundamentos de la ordenanza dejó sentada la necesidad de que “el cerro Catedral sea modernizado para lograr un desarrollo sostenible”, con la mira puesta en “mantenerlo a la vanguardia de todos los centros de esquí y ubicarlo en un claro plano de competitividad”.

El plan de inversiones prevé la instalación de tres nuevas aerosillas, una séxtuple y desembragable, bautizada Princesa I, y dos cuádruples: Princesa II y Conexión. El objetivo es mejorar el aprovechamiento del corredor troncal del área esquiable. Según lo comprometido por Capsa, entre las tres sumarán una capacidad de traslado de 6.500 pasajeros/hora. Además se instalarán dos cintas transportadoras para esquiadores (magic carpet) de 105 y 133 metros, con capacidad de 1.500 p/h cada una. Esa prestación se sumará a los medios actuales de Catedral, que son 34, con aptitud para transportar 29.000 pasajeros hora.

Otro de los objetivos es aumentar la producción de nieve artificial. El diagnóstico previo de la empresa la define como “un elemento competitivo que favorece la decisión de compra”. Hoy Catedral tiene escasez de nieve en su tercio inferior, lo cual achica la superficie esquiable y congestiona los medios. De acuerdo con el contrato, Capsa debe emplazar cuatro nuevas bombas de alta presión, 1 compresor de aire, 4.690 metros lineales de cañerías de agua y 25 nuevos cañones de nieve. Para abastecerlos debe construir un reservorio de agua de 110.000 metros cúbicos.

Está previsto con ese equipamiento asegurar la innivación de las pistas Herradura, Conexión y un amplio sector cercano a la base, destinado a principiantes. Catedral pasaría de tener 25.000 metros cuadrados de superficie innivada de manera artificial a un total de 102.000 m2.

El plan también prevé la apertura de nuevas pistas y la mejora de las existentes. Catedral tiene en la actualidad 1.200 hectáreas de superficie esquiable y las nuevas pistas sumarían otras 20,5 hectáreas. El diseño incluye pistas nuevas como La Herradura y Bajador plaza/base, más el acondicionamiento de las existentes. También está planificada la ampliación y mejora de pistas para esquí de fondo.

El despliegue de todo el plan debe estar concluido antes de la temporada de invierno 2025.

La construcción de los medios de elevación nuevos obligará a instalar 39 columnas en la ladera para sostener los cables y las aerosillas. Entre los datos enumerados por la ordenanza también hay referencias económicas, en dólares y en euros, que permiten desglosar la inversión. En cotizaciones de 2018, en medios de elevación la inversión sería de 10.410.000 euros.

La tecnología para la producción de nieve demandará, según el cálculo previo, otros 2.675.000 euros. La construcción del reservorio de agua fue presupuestado en 1.500.000 dólares, el anillado eléctrico y provisión de celdas nuevas 380 mil dólares y una protección contra avalanchas 190.000 dólares. En tanto que la apertura y adecuación de pistas demandará inversiones por 4.500.000 dólares.

El Municipio está a la espera

El contrato de concesión establece que Capsa debe iniciar las obras en la próxima primavera y necesita que el municipio apruebe con anterioridad los proyectos de ingeniería y los estudios de impacto ambiental. Si bien ya hubo algún contacto preliminar, la empresa todavía no presentó nada, según afirmó el secretario de Ambiente y Desarrollo Humano, Pablo Bullaude.

Existe un cronograma puntilloso de las obras obligatorias en cada etapa y el primer año Capsa debe realizar la “obra civil” (montaje de columnas) para las sillas Princesa I y Conexión, colocación de las dos magic carpets, colocación de un tendido eléctrico de 13,2 kV entre base y Amancay, colocación de cuatro cañones de nieve, excavación del reservorio de agua y “trabajos en el perfil de pista paralela”.

Boletos, pases y abonos para chicos e instructores 

Además de las obras de modernización, el contrato de prórroga de la concesión obliga a Capsa a conceder beneficios a distintas categorías de usuarios del cerro, según el siguiente detalle:

• Para menores de cinco años, pases de temporada a un valor equivalente a cuatro pases diarios menor de alta temporada.

• Programa esquí escolar. Los alumnos de quinto grado de todas las escuelas públicas de Bariloche accederán a un pase especial de cuatro días para el aprendizaje del esquí, a un costo de un pase diario menor de alta temporada, con restricción de uso a las temporadas media y baja.

• Escuela municipal de montaña: Capsa otorga 50 pases innominados, con restricción de uso a las temporadas media y baja.

• Pase CRUB-UNC. Los estudiantes y docentes de Educación Física contarán con 100 pases innominados, válidos para temporada media y baja, cada uno con un costo equivalente a dos pases diarios mayor de alta temporada.

• Pase instructores de escuelas o independientes: tendrán acceso a un pase especial, equivalente al valor de 10,5 pases diarios mayor de alta temporada, sin restricción de temporada ni horario.

• Pase clubes infantiles federados de esquí y snowboard. Los niños de 6 a 17 años residentes, que concurran a esas escuelas accederán a un pase especial sin restricción de temporada a un valor equivalente a cuatro pases diarios mayor de alta temporada.

• Pase equipos de competición. Los corredores federados con residencia en Bariloche tendrán también un pase especial de temporada a un valor de cuatro pases diarios mayor de alta temporada.

• Pase esquí de fondo: los competidores de esa modalidad podrán acceder a un pase especial de temporada a un valor equivalente a un pase diario mayor de alta temporada.

• Cursos cortos infantiles: los alumnos de estos cursos de vacaciones, fin de semana o durante el mes de septiembre, accederán a un descuento del 50%.


Comentarios


Cómo es el plan para mejorar el cerro Catedral