Cómo reducir el ausentismo laboral

La ausencia a los lugares de trabajo por motivos justificados o no se ha transformado en un inconveniente a resolver dentro de las empresas, aunque es viable disminuir costos de forma significativa con un adecuado sistema de diagnóstico inicial y gestión posterior.



Debido a la disminución de los márgenes de rentabilidad, las decrecientes tasas de productividad y el incremento de las partidas de costos laborales, el control del absentismo o ausentismo laboral se ha convertido en uno de los principales indicadores de gestión para la mayoría de las empresas en Argentina en los últimos años, por su impacto en la cuenta de resultados.

Según la Organización Internacional del Trabajo, se define absentismo laboral a la ausencia al trabajo ya sea por enfermedad, por motivos justificados o no, y es comprendida como un acto individual de elección entre actividades posibles. También se define como una conducta habitual y rutinaria que sigue ciertas normas para escapar del control, o como resistencia individual o grupal al sistema.

De acuerdo al más reciente Benchmarking de Absentismo en Argentina, elaborado por MercerMarsh Beneficios, se pueden detectar datos de interés para la toma de decisiones en estos casos:

• Las principales causas de absentismo no laboral tienen que ver en un 75% con enfermedades no laborales, 15% con temas familiares y 8% con trámites varios.

• Las principales causas de absentismo laboral se deben en un 37% a accidentes de trabajo, el mismo porcentaje que los accidentes in itinere, es decir, aquellos que ocurren durante el desplazamiento desde su domicilio hasta su lugar de trabajo y viceversa, y un 26% a enfermedades profesionales.

El foco en la estrategia de reducción del absentismo está en comprender, actuar y motivar a las personas, en un contexto multifactorial y dinámico”.

Asimismo se identifican, entre otros indicadores, las patologías laborales y no laborales que mayormente afectan la productividad y aumentan los índices de absentismo:

• Entre las laborales se encuentran un 22% de contusiones y traumatismos, 16% de torceduras y esguinces y 15% de enfermedades y afecciones.

• En las no laborales aparecen un 30% de patologías músculo esqueléticas, 28% de patologías digestivas y 13% de patologías respiratorias.

En este estudio también se consultó a las empresas sobre su percepción de la evolución del absentismo laboral dentro de su organización, y si bien un 57% indicó que se mantiene estable, hay una leve tendencia en los últimos tres años con un 24% que indica un aumento.

Para abordar la gestión del absentismo laboral, se puede trazar un curso de acción que incluya:

• Metodologías de trabajo que promuevan la sinergia de las distintas áreas responsables de la evolución de los indicadores.

• El desarrollo de un método fiable de diagnóstico y medición inicial del índice, por medio del cual se puedan estimar costos directos e indirectos de los días perdidos.

• La identificación de las causas que impactan los índices y de los perfiles de absentistas dentro de la población de la empresa.

• El diseño de un programa a medida, que contemple acciones concretas e integradas de reducción del absentismo.

*EH&B Leader – MercerMarsh Beneficios


Comentarios


Cómo reducir el ausentismo laboral