“Con apuro nada sale bien”



A pocos días de las internas del 7 da lástima ver las propuestas. Por un lado las de Pesatti, flamante vicegobernador, por la lista Azul y por el otro Pichetto con la lista Celeste y Blanca. El primero dice: “Somos todos los mejores compañeros, juntos luchando por un peronismo unido, por un peronismo de Viedma, por un peronismo peronista”. Yo le digo que el peronismo tiene que ser uno solo, los de Viedma no son mejores que los de El Bolsón, por ejemplo. Ésa es su propuesta de apuro, muy tarde comenzó a exponer, señor vice. Por otro lado, Pichetto: “...desde nuestro partido, tratar de ser un centro de ideas y un centro de capacitación para los jóvenes que en el futuro van a conducir la ciudad de Viedma”. Me permito decirle: a la ciudad de Viedma la conduce su intendente, no pretendamos poner a la cabeza del justicialismo a Viedma solamente, pongamos a los peronistas de toda la provincia y presentemos un plan de propuestas coherentes. La gente del campo también lee el diario, ve televisión y escucha radio y estará cansada –como yo– de palabras vanas. Como que ahora, y por los medios, nos enteramos del descontrol gubernamental, desde los continuos cambios de ministros, viceministros, directores y todo tipo de funcionarios en cascada, hasta mujeres “directoras” que figuraban en las planillas de pago pero nadie las conoció trabajando para la provincia (escandaloso) y, según noticias periodísticas, se abonaban sus elevados sueldos de la partida “seguridad” –y habría varios sueldos truchos más–. Y todo eso ocurre en la capital provincial, donde están los magistrados de los tres fueros y pasan los meses sin que “se ventilen” estos casos que pareciera que el gobierno está ocultando. “Para el peronismo no existe más que un tipo de hombres: los que trabajan”, decía el general. Resulta que hoy en día la conducción del PJ tiene gente –no todos, por supuesto– que en momentos de crisis en el país –el tema del pago a los fondos buitre– está llevando a los gremios a huelgas y paros cuando por una vez al menos tendríamos que estar todos los argentinos unidos frente a este grave problema que no es de un solo partido político, es una deuda del pasado que tenemos que pagar entre todos y de la mejor manera posible, o sea que no nos perjudique como pretenden los gorilas de aquí y los buitres de allá... no miremos para otro lado. No veo legisladores, diputados ni senadores visitando los parajes y conversando con la gente; aunque más no sea eso, pero que demuestren respeto por sus partidarios y cariño por los lugares que representan. Eso sí: ahora, “de apuro”, salen a decir cosas que no cuadran con la situación actual de la provincia, que tendría que ir urgentemente a elecciones para gobernador; en caso contrario seguiremos como vamos. Claro que habría que elegir nuevos candidatos, gente del pueblo, trabajadores y empresarios –no explotadores– que hayan creado alguna vez fuentes de trabajo –que los hay– y de los que también pagan las cargas sociales de sus empleados –que no es poca cosa–, no gente que todo lo que ha hecho en su “carrera política” ha sido ser obsecuente y prometer falacias y hacer “acuerdos” para resolver lo que termina perjudicando a la gente y la provincia, como lo que el gobernador Weretilneck estaba empeñado en hacer aprobar por la Legislatura que, lo reconozco, está actuando maduramente hasta el presente pero no es suficiente para resolver el grave problema de hidrocarburos que todos conocemos. Ése es uno de los principales problemas a resolver en el mediano plazo por nuestros funcionarios, si demuestran que son capaces. No sólo es oponerse, hay que dar soluciones, una de las cuales sería llamar a licitación internacional, porque el hidrocarburo rionegrino estuvo en muy malas manos y vale mucho. Juan Carlos Malgesini, DNI 4.673.429 Puerto del Este

Juan Carlos Malgesini, DNI 4.673.429 Puerto del Este


Comentarios


“Con apuro nada sale bien”