Con caídas del 75%, la pandemia derrumbó la venta de combustible

En Río Negro, los despachos de abril bajaron un 56% en gas oil y un 75% en nafta con respecto al mismo mes de 2019. En Bariloche se detectaron las mayores disminuciones.



El principal derrumbe fue el despacho de la nafta premium. Foto: archivo.

El principal derrumbe fue el despacho de la nafta premium. Foto: archivo.

Los estacioneros rionegrinos, como otros sectores económicos, también acusaron el impacto del coronavirus ya que denota una abrupta caída en el paso de vehículos por los surtidores al disminuir la circulación vial.

Así lo indica un informe oficial de gastos de los principales combustibles, y que señala a Bariloche como la ciudad que mostró el mayor fenómeno de calles vacías y menor circulación.

Un primer análisis da cuenta de que en enero y febrero los volúmenes despachados de Gas Oíl se mantuvieron estables en referencia al año anterior.

Incluso, enero deja una referencia importante en el inusual movimiento turístico que se produjo ya que superó todos los topes de gastos en Naftas. Por caso, este último carburante mostró incrementos entre el 5% y el 10% en los primeros dos meses del año.

En enero, el consumo del gas oil amagó con una disminución. Repuntó en febrero con casi el 3% y en el segundo bimestre llegó la picada: 17,9% en marzo y un 44% en abril.

-

Al ponderarse lo ocurrido a partir de marzo, los expertos de la Dirección de Estadísticas de la provincia que elaboraron el estudio, observaron el impacto inicial de las medidas del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO), y que fueron tomadas en el marco de la pandemia originada por la aparición del COVID-19.

El declive

En marzo se iniciaron las caídas en los volúmenes despachados, a partir del 18% para el Gas Oíl y del 29% para las Naftas.

Mientras que en abril, para todas las variedades son del 44% (Gas Oíl) y 69% (Naftas) inferiores a igual periodo del año anterior, indica el informe basado de la venta en metros cúbicos.

Ya en abril, donde las medidas del ASPO son desde el primer día, el despacho de combustibles cae a menos de la mitad.

Las naftas son las que más sufren la incidencia tomando en cuenta que está más ligada al desplazamiento de las personas y el Gas Oíl más vinculado a la actividad económica de transporte.

El tipo de combustible de mayor caída fue la Nafta Premium pasando de los 5.233 metros cúbicos (m3) a 1.332 metros cúbicos, con una disminución del 75%. Le sigue la Nafta Súper, cayendo de 13.915 m3 a 4.688, un 66% menos.

Luego aparece el Gas Oíl grado 3 que pasó de 5.913 m3 a 2.589 m3 con una baja del 56%. Por último, el menos afectado, el Gas Oíl grado 2 que disminuyó un 38%, de 12.170 m3 a 7.531m3.

El análisis de abril por localidad indica que la ciudad lacustre es la más afectada muestra a Bariloche como la más afectada en la baja de los volúmenes comercializados de combustibles con una disminución del 71% en comparación del mismo mes del año anterior, seguida por Cipolletti con un 69% menos, luego se encuentra Viedma con una caída del 53% y Roca el 49%.

En las estaciones de servicio se estiman bajas del 55% al 70%, con impactos superiores en las céntricas por sus ventas de nafta.

-

El estudio de Estadísticas de Río Negro tiene como sustento la información suministrada por la Secretaría de Energía de la Nación.

Permite analizar cómo fue variando el despacho de combustible este año en comparación al año anterior, y en medio de la ASPO que comenzó fuertemente entre los días 16 y 20 de marzo según el tipo de población y actividad.


Preocupación en el sector de la Cámara


Marcelo Pirri, integrante de la Cámara de Expendedores de Río Negro y Neuquén, habló de caídas del “70% en las estaciones céntricas donde se comercializa más nafta y no tienen tránsito de camiones. Las que mejor estamos hemos logrados bajas 55%”.

“Sólo se movieron aquellos vehículos de los servicios esenciales”. En el Alto Valle se notó “cierto movimiento” en abril y mayo por la temporada frutícola, y “los camiones de transporte alimenticios, y que hizo que no cayera tanto el Gasoil. En julio empezamos a ver una disminución” en este combustible, y en “un efecto comparable al de las nafta”.

Consideró “preocupante” el momento porque estamos a pleno con los gastos”. Agregó que se hicieron acuerdos con el sindicato para algunas suspensiones por el Contrato de Trabajo -por disminución de trabajo- pero se cumple con el “pago del ciento por ciento. El único beneficio fue alguna pequeña reducción en los aportes” y los aguinaldos se pagarán en dos cuotas”.


Comentarios


Con caídas del 75%, la pandemia derrumbó la venta de combustible