Con Garré como “garante”, asumió Bermejo

La ministra insistió en el control civil sobre las fuerzas.





#

Gallinger, Weretilneck, Garré y Pichetto. Detrás Bermejo, que le agradeció a la ministra por la confianza durante los últimos años.

Marcelo Ochoa

VIEDMA (AV).- Con la presencia de la ministra Nilda Garré, asumió ayer Miguel Bermejo al frente de la Secretaría de Seguridad de Río Negro.

La titular de la cartera nacional de Seguridad suscribió un acuerdo de colaboración con el gobierno provincial y entregó equipamiento tecnológico destinado a las áreas afines de toda la Patagonia.

“Las fuerzas deben ser conducidas desde la política”, dijo Garré al hablar en el Salón Gris de la Casa de Gobierno. La ministra enfatizó que durante muchos años las autoridades electas delegaban la seguridad en la policía y la defensa en las Fuerzas Armadas. “Es una responsabilidad política que debe ser asumida por el poder político y por quienes pasaron el escrutinio popular”, destacó la funcionaria nacional, quien coincidió con el gobernador Alberto Weretilneck al afirmar que la inseguridad no se resuelve solamente con la Policía.

La ceremonia de asunción se produjo en medio de la preocupación por la reacción de vecinos de Sierra Grande contra policías después de la confusa muerte de un hombre que era trasladado hacia una comisaría luego de un accidente. (Ver más información en página 32)

La actividad sirvió como apertura del encuentro de autoridades de Seguridad de las provincias del sur argentino. Bermejo, una vez concluido el acto, agradeció en el diálogo con la prensa al gobernador, al senador Miguel Pichetto “por haberme traído acá” y a la ministra Garré, por la confianza depositada en él para que se hiciera cargo de la Secretaría de Seguridad Interior.

En cuanto al equipo que lo acompañará, Bermejo destacó la capacidad y la experiencia de sus colaboradores, de los cuales algunos lo secundaban mientras ocupaba el cargo en el gobierno nacional. “No hay recurso humano en la provincia, esta gente es muy buena, son académicos de esta temática, que es muy compleja, hay que saber, hay que aplicar técnicas, no es tan sencillo, no es una cuestión científica”, afirmó. “Vamos a tratar de evitar marchas y contramarchas en las políticas de Estado”, sostuvo el flamante secretario de Seguridad. En ese sentido, recordó su paso por Río Negro durante la primera gestión de Miguel Saiz y recalcó: “nunca me expliqué por qué no se aplicó la ley 4200, por qué alguien no la leyó y no la aplicó, eso es contrarreforma, empezar a inventar de la nada e intuitivamente políticas y devolverle todo a policía, cuando se hizo un sistema de seguridad pública mediante una ley en el que tenían que estar trabajar coordinadamente todos los ministerios”.

En cuanto a la asunción de Ariel Gallinger como futuro jefe de Policía, Bermejo dijo que “quiero tener la mejor relación, yo nunca puse un jefe de Policía, no nombré ni jefe ni subjefe, son decisiones políticas de los gobernadores”.


Comentarios


Con Garré como “garante”, asumió Bermejo