Con más cateos, asoma la megaminería en Río Negro

Se multiplican las autorizaciones para tareas exploratorias en la Región Sur. El oro y la plata son los metales preciados, pero también avanza el uranio. Por ahora no hay explotaciones aunque hay varias manifestaciones de descubrimientos.





En paralelo al impulso que Río Negro le da al hidrógeno verde, la minería asoma con fuerza en la provincia con dos grandes proyectos avanzados de oro y uranio, y una multiplicidad de tareas exploratorias aprobadas en los últimos meses.

De manera cautelosa, casi silenciosa, sin los grandes anuncios que mereció la futura producción “verde” de la provincia, el gobierno de Arabela Carreras mantiene un eje en la actividad minera, con la visión de desarrollo económico en zonas postergadas, especialmente en la Región Sur.

Los alrededores de Valcheta son el epicentro del uranio en Río Negro. En la zona de Jacobacci, la mirada está puesta en el oro subterráneo y en un amplio radio circundante, desde Pilcaniyeu hasta Sierra Grande, crecen en modo satélite decenas de cateos en busca de minerales valiosos, que superan las 200.000 hectáreas con permisos exploratorios en el último año, aunque no hay en la actualidad extracción de minerales.

Hay avances de exploración, no de explotación metalífera, aunque sí tenemos una industria de la segunda categoría de minerales (no metalíferos)”, admitió a RÍO NEGRO el secretario de Minería de la provincia, Joaquín Aberastain Oro.

Para los ambientalistas, opositores de la actividad extractivista, “la minería avanza en silencio, nunca frenaron, siguen los cateos y hay un desarrollo para el lado del uranio”, señaló Sergio Vázquez, de la asociación ambientalista de Bariloche Piuke, quien remarcó que se trata de una “política de Estado” el impulso a la actividad en la Región Sur donde la Universidad Nacional de Río Negro instaló una carrera afín, con convenios con la principal empresa que busca oro, Patagonian Gold, el apoyo de municipios, entidades empresarias y sindicatos, bajo la premisa del progreso económico de la zona.

El resurgimiento en agenda de la actividad minera, tras la aprobación de la zonificación en Chubut, genera expectativas en Río Negro. Los que acompañan, esperan que se active de este lado del paralelo 42° y los que se oponen, advierten problemas especialmente por la crisis hídrica de la región.


Permisos exploratorios


Desde julio hasta la semana pasada, en el Boletín Oficial de Río Negro se multiplicaban los permisos de exploración de minerales de primera categoría, que incluyen oro, plata, platino, mercurio, cobre, hierro, plomo, estaño, zinc, níquel, aluminio, litio, entre otros. La mayoría son concedidos a empresas extranjeras con filiales en Argentina, quienes tienen explotaciones en otras provincias.

Un relevamiento realizado por RÍO NEGRO con los registros oficiales da cuenta del otorgamiento de una decena de permisos de cateos a la empresa canadiense Ivael Mining S.A, por un total de 81.759 hectáreas entre Comallo y Jacobacci. El interés está puesto en el oro y la plata, que ya detectó en la zona Patagonian Gold, la empresa canadiense del proyecto Calcatreu, situado a unos 80 kilómetros al sur de Jacobacci y ubicado en el mismo distrito minera que el mega yacimiento de plata Navidad, ubicado en la meseta central de Chubut, que esta semana tuvo el aval para avanzar en la explotación, y que opera Pan American Silver.

Ivael Mining, una minera que opera en San Juan, ya había obtenido los primeros avales en Río Negro en abril (diez permisos en un área de 50.000 hectáreas) y tiene un litigio abierto con las comunidades mapuches que se niegan a permitir el acceso en sus campos para permitir las exploraciones.

Además de esta firma canadiense, la provincia otorgó permisos de cateos a Southern Copper Argentina, una minera con importante actividad de extracción de cobre en Chile, Perú y México, que pretendió desembarcar en Neuquén años atrás. Ahora cuenta con cuatro autorizaciones para buscar minerales metalíferos en 18.700 hetáreas entre Los Menucos y Maquinchao.

La minera china Hanaq, con su filial argentina que produce el litio en el norte del país, también obtuvo permisos en los últimos meses, para explorar en unas 10.700 hectáreas en jurisdicción cercana a Sierra Grande.

Además se suman autorizaciones de cateos a Aquiline, Australiana Prospecting Partners, Economing SRL, Minas San Roque, Trendix Mining SRL, Los Domos y Valcheta Exploraciones, entre otras.

Aberastain Oro afirmó que no se trata de un crecimiento exponencial de permisos sino de un “cambio en el proceso interno”. “Comenzamos con una depuración del padrón desde el año pasado, por eso se ven más publicaciones en el Boletín Oficial, muchas son minas vacantes”, explicó y agregó que hay una “celeridad en el trámite, hemos trabajado mucho en la transparencia en el último tiempo, tanto en la modernización de nuestras prácticas dentro de la Secretaría y en la incorporación de recurso humano”.

El funcionario remarcó que “se trabaja como se debe trabajar. Se cumplen los plazos y las obligaciones por parte de la empresa y del Estado”. Insistió que esos permisos otorgados son el primer paso de la actividad minera y luego la empresa debe tener el consenso de los superficiarios, si existieran, para realizar tareas exploratorias, muchas de las cuáles no se realizan con perforaciones sino a través de imágenes satelitales.

Es totalmente compatible con el hidrógeno verde, si pasamos a las energías verdes esto significa un gran consumo de metales para la construcción de parques eólicos”.

Joaquín Aberastain Oro, secretario de Minería de Río Negro.

Descubrimientos


En las publicaciones oficiales también se evidencian manifestaciones de “descubrimiento” de minerales como oro y plata diseminados (Leleque Exportaciones, Souther Copper Argentina SRL, Aquiline); hierro (Argentina Litio y Energía S.A) y uranio y carnotita (Minera Cielo Azul S.A). Esta última que aparece con frecuencia en los últimos meses, no es otra cosa que el mineral amarillo que contiene uranio y que principalmente se encuentra en la zona del Departamento Valcheta, donde existe un plan avanzado de exploración, según confirmó el titular de Minería provincial.

Aberastain Oro señaló que estas “manifestaciones de descubrimiento” son “un paso más del procedimiento para continuar con la exploración”.

En caso de avance a la explotación, debe intervenir de manera previa a la autorización un consejo evaluador y se debe cumplir con una audiencia pública, que da el pulso a conocer si existe consenso social o no para avanzar. Este último punto, según Aberastain Oro, es primordial y excluyente para la provincia: “Para el gobierno de Río Negro no son viables los proyectos si no cuentan con licencia social”, afirmó.

El funcionario admitió que “Calcatreu es el proyecto más avanzado en Río Negro” y acotó que es un “proyecto chico por la cantidad de mineral y metal que tienen, y que ya están dando buen resultado en los estudios de factibilidad en relación a la inversión, lo que pueden sacar y si es rentable”.

Datos

200.000
hectáreas suman los permisos de exploración minera que se concedieron en lo que va del año en la provincia.
10
empresas mineras, la mayoría de capitales extranjeros, iniciaron los procesos para los cateos en áreas de Río Negro.

Paso a paso


El Código Minero Provincial establece que el proceso para explorar y potencialmente explotar minerales comienza con el cateo en una amplia superficie, con un plan mínimo de trabajo. Luego las empresas acotan las áreas porque definen “dónde está la anomalía” o “vencen plazos” para presentar la liberación de áreas y avances de exploración.

Los primeros permisos por parte de la autoridad de aplicación se otorgan después de las consultas en la Dirección de Catastro, se informa a superficiarios y a la población en general con las publicaciones en Boletín Oficial. De manera posterior las empresas deben presentar un estudio de impacto ambiental de las tareas que realizarán inicialmente. “Si Minería le aprueba el estudio y el proyecto, recién ahí el titular del derecho puede ingresar a las áreas concedidas para hacer el trabajo prospectivo”, dijo el titular de Minería Joaquín Aberastain Oro.

El funcionario agregó que la publicación en el Boletín Oficial indica que se inicia el trámite y fija plazos de oposición. Si un superficiario rechaza las tareas exploratorias en su campo, no se debería avanzar.

Una vez que se manifiestan descubrimientos y hay una decisión de extraer minerales, se continúa con el trámite con la consulta a un consejo evaluador y audiencia pública, previo a tener el aval final de Minería.


Rechazo de comunidades mapuches


Comunidades mapuches están en alerta por el avance de la minería en sus territorios. En julio se pronunciaron con un “cierre de tranqueras” cuando los visitó la empresa Ivael Mining S.A exhibiendo el permiso exploratorio y a comienzos de este mes impulsaron un recurso de amparo colectivo que presentaron en el Juzgado multifueros de El Bolsón.

La presentación judicial incluye una medida cautelar para que las empresas no puedan ingresar a los territorios.

Los referentes mapuches denunciaron que se anoticiaron los permisos de exploración otorgados en áreas donde habitan cuando la empresa se presentó con ofrecimiento de “becas, mejoras habitacionales, de caminos, de celulares, promesas para mejorar la conectividad”.

Comunidades mapuches se reunieron en Mencué, en junio, para fijar su postura contra la minería metalífera. Foto: archivo

Orlando Carriqueo, del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro cuestionó en su momento que la provincia no realizó las consultas previas a las comunidades que se verían afectadas.

El secretario de Minería, Joaquín Aberastain Oro, rechazó la acusación y dijo que se cumplieron con las publicaciones oficiales y solo una “persona de relaciones comunitarias” de la empresa recorrió la zona para detectar si había más superficiarios que los registrados en catastro y allí se contactó con las comunidades y “comenzaron las negociaciones” en busca de un acuerdo para ingresar a los campos que luego se frustró.

Si la empresa no logra esos acuerdo, no se avanza con el estudio de impacto ambiental y no se aprueba el proceso. El permiso de exploración que dimos es uno de los requisitos pero no habilita a entrar a las áreas”, indicó el titular de Minería y dijo que han ocurrido casos en que la negativa de los superficiarios de las tierras haya obligado a desistir del proyecto.


En Jacobacci, a favor y en contra


La población de Ingeniero Jacobacci se encuentra en el epicentro del desarrollo más avanzado de minería metalífera en la provincia, con el proyecto Calcatreu, que actualmente está en etapa de estudio de prefactibilidad, tras el descubrimiento de oro y plata en la región.

El dilema que se evidencia en la sociedad es la falta de agua y los posibles efectos ambientales versus la generación de empleo y el desarrollo económico.

Mario Pichiman, de la Uocra, se manifestó a favor del proyecto minero. “Calcatreu genera expectativas”, señaló a este diario y dijo que se mencionó la posibilidad de generar 400 empleos directos vinculados a la construcción en caso de avanzar a la explotación. Hoy solo hay un puñado de trabajadores activos y el 70% es la zona, indicó el dirigente.

Pichiman dijo que hay necesidad de conocer “si se va a hacer o no porque hay expectativas pero nada claro” y afirmó que también buscan que en caso de avance se cuide el medio ambiente.

Antonio Curruman, que integra un nodo de producción de alimentos, observa con preocupación el potencial avance de la megaminería y rechaza la idea. La principal objeción es el uso de los recursos. “Estamos en emergencia hídrica y quieren poner el agua a disposición de la extracción minera y no para producir alimentos”, cuestionó.

También en la ciudad hay un movimiento antiminero con fuerte involucramiento de la Iglesia y amplio respaldo en toda la provincia de agrupaciones ambientalistas y partidos de izquierda.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Con más cateos, asoma la megaminería en Río Negro