Con un ejido extenso, Cervantes padece la falta de patrulleros

La Policía local quedó sin móviles propios la semana pasada. Tuvieron que pedir asistencia a Huergo para cumplir con las tareas preventivas. El municipio pidió respuestas al gobierno provincial.

“Si lo saben los vecinos comunes y ustedes, los periodistas, no hay que preguntarse demasiado: los que hacen lo que no deben hacer también lo saben y eso es lo que nos preocupa”.

Con esas palabras describió la intendenta, Claudia Montanaro, la situación que se vivió en Cervantes la semana pasada, cuando la Policía local se quedó sin móviles para realizar las tareas preventivas.

Las tres unidades asignadas a la comisaría de la ciudad estuvieron fuera de servicio y ante la urgencia, las autoridades de la fuerza recurrieron a una alternativa cercana, pero provisoria. Fue la comisaría de Huergo la que destinó un vehículo para que pudieran realizarse patrullajes en el territorio cervantino.

Con la tradicional figura de la frazada corta, ese esquema no sólo representó una menor actividad preventiva para la comunidad de Huergo sino que tampoco ofrece una solución de fondo al problema, porque el préstamo fue por algunas horas y luego nuevamente se volvió a la precariedad en Cervantes.

Uno ve que todas estas localidades han tenido un crecimiento muy grande y eso no se ve acompañado por obras edilicias y recursos”, sostuvo la intendenta Montanaro, en diálogo con periodistas de este diario.

Sobre el escenario particular de Cervantes, la mandataria destacó que “tenemos un ejido muy amplio, con barrios alejados, algunos que limitan con Roca, otros en zona de río. Entonces, la logística de la Policía es complicada”.

“Se abrió un destacamento en Colonia Fátima y estamos luchando por uno en Puente Cero. Pero esto tiene que ir unido a una mayor cantidad de vehículos”, insistió la jefa comunal, representante del Frente de Todos.

Desde el municipio se iniciaron conversaciones con al Secretaría de Seguridad y Justicia de la provincia, para conseguir que se destinen móviles nuevos o con poco uso para esta zona del Alto Valle.

“Los tres vehículos que tienen ahora siempre están rotos. Por eso estamos pidiendo una solución de fondo, para que no se repita esto de pasar algunos días sin móvil policial”, sostuvo Montanaro.

La jefa comunal fue consultada sobre las razones que encontraba en esta realidad que padece la comunidad de Cervantes y si podía existir la posibilidad de que el origen estuviese dado por el diferente color político de los gobiernos municipal y provincial.

“No creo que tenga que ver con una cuestión política. Siempre nos escucharon y nos atendieron bien. Pero sí me parece que se pone el foco siempre en las ciudades más grandes”, respondió.

Para Montanaro, “hay una idea instalada de que acá es todo más tranquilo y que acá las cosas siempre se resuelven con la buena voluntad de los referentes de las instituciones”.

Por eso consideró fundamental tomar dimensión del crecimiento poblacional de los últimos años y las proyecciones hacia el futuro, para definir inversiones que se correspondan con esa mayor demanda.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Con un ejido extenso, Cervantes padece la falta de patrulleros