Con un solo indicador positivo, Bariloche arriesga la flexibilización de restricciones

El gobierno provincial le puso fecha a la vuelta a clases presenciales y sumó una hora al comercio, luego de que bajaran los casos en los últimos 14 días respecto a las dos semanas anteriores.

Ampliarán desde hoy una hora el horario comercial y de circulación en Bariloche. Foto: Chino Leiva

Ampliarán desde hoy una hora el horario comercial y de circulación en Bariloche. Foto: Chino Leiva

Solo con el parámetro de razón de casos en verde, que saca el cociente entre los contagios confirmados en los últimos 14 días y los acumulados las dos semanas previas, el gobierno provincial se arriesgó a flexibilizar las restricciones en Bariloche, con la esperanza de que mejoren el resto de los indicadores en corto plazo.

Tras dos semanas de mayores restricciones en Bariloche, la razón de casos es el único indicador positivo (1.08), ya que el nivel de incidencia sigue alto, en 1.350, por encima de los límites definidos por Nación que indica que no debería ser mayor a 150 contagios en 14 días por cada 100.000 habitantes; las camas de terapia intensiva se mantienen con ocupación plena y los contagios diarios tienen un promedio superior a 100 positivos.

“Hoy que empezó a bajar la razón (de casos), y solo hoy -porque mañana puede cambiar- se puede empezar a hablar de una apertura escalonada”, dijo ayer la secretaria de Políticas Públicas de Salud, Mercedes Ibero. Pero al mismo tiempo admitió que se sigue con “alta positividad” y que no hay cambios en la ocupación de camas de terapia intensiva, aunque estimó que esa situación debería descomprimirse en unas semanas por la merma leve de contagios.

“Creemos que por los estudios epidemiológicos que hay en este año y medio de pandemia, la ocupación de las camas de terapia intensiva debería empezar a bajar, pero es lo que más tarde se va a ver de los resultados de las restricciones que se hicieron”, afirmó la médica.

El director del hospital Leonardo Gil dijo que la ocupación de camas UTI tiene un promedio del 95% desde hace dos semanas y afirmó que se llegó a una “meseta alta” de casos “concordante con AMBA y CABA”, por lo que se debió ampliar la capacidad de camas en 50 unidades para pacientes covid.

Ibero justificó que el gobierno no toma decisiones solo por los indicadores epidemiológicos porque “también escucha a todos los demás sectores”, en alusión a las cámaras empresariales con las que la gobernadora Arabela Carreras se reunió y prometió solo un cierre abrupto por dos semanas y flexibilizar las medidas el resto del mes.

Por eso Bariloche llegó sin sorpresas a un anuncio de flexibilización de las restricciones con un esquema progresivo de ampliar una hora el horario comercial y de circulación a partir de hoy, y sumar dos horas más a partir del 22 de mayo.

La previsión del gobierno es mucho más amplia en cuanto a la presencialidad escolar porque con dos semanas de anticipación ya se definió la vuelta a las aulas. Para esta decisión no hubo explicaciones técnicas, solo expresiones de deseo. “Creemos que para esa fecha vamos a estar en condiciones de poder ir en ese camino”, dijo el ministro de Gobierno Rodrigo Buteler.

En este punto hubo un cambio de parecer en el gobierno que hace tres días tenía resuelto el regreso a la presencialidad el lunes, luego lo frenó ante la presión del gremio docente y dijo que lo decidiría la semana próxima, para llegar finalmente al miércoles con una decisión tomada con un cronograma de retorno a clases presenciales definido.

La balanza económica

Tanto el ministro de Gobierno como el intendente Gustavo Gennuso fueron los encargados de defender el delicado equilibrio de las decisiones sanitarias y la presión económica.

Semana atrás cuando la gobernadora anunció las restricciones, la mandataria remarcó el nivel de entendimiento de las cámaras empresarias y la oportunidad de aplicar medidas porque la ciudad transitaba la baja temporada de turismo, con el compromiso y objetivo de garantizar la temporada invernal. Ese fue el acuerdo.

Gennuso consideró como una “épica” el llamado “esfuerzo” de la comunidad de respetar las mayores restricciones horarias que se aplicaron en las últimas dos semanas con el objetivo “no solo de cuidar la salud sino también la actividad económica que pueda estar vigente en el invierno”.

El intendente apuntó a la necesidad de trabajo que existe en el sector turístico y puso de ejemplo al segmento estudiantil que tiene más de 1.800 empleados que “la están pasando mal” con la anulación de los viajes de egresados.

Objeciones por la emergencia covid

El gobierno de Río Negro, en consonancia con las objeciones expresadas por el senador Alberto Weretilneck, no quiere la ley de emergencia covid como fue redactada por el Gobierno nacional, por considerar que no le deja margen de acción a las provincias y municipios.

La ley, que se debate en el Senado, establece pautas claras para definir restricciones en todo el país según indicadores epidemiológicos.

El ministro de Gobierno de Río Negro Rodrigo Buteler dijo que la provincia coincide con el planteo de rechazo esgrimido por el senador de Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck, aunque dejó la puerta abierta en respaldar si se habilitan cambios en el texto.

“Creemos que debería tener algunas correcciones, veremos como termina el debate y como termina siendo esa redacción de la ley, si tiene modificaciones o no y en función de eso veremos cuál es la posición real del gobierno”, dijo Buteler ante la consulta de RÍO NEGRO.

Para el ministro la ley “debería sufrir ciertas modificaciones que permitan tener cierto margen de acción a las provincias o a los gobiernos locales en función de poder analizar localmente las medidas según la realidad que nosotros advertimos de cada región”, expresó.

Remarcó que pretenden que “no sea algo cerrado que se aplique uniformemente, que no tenga la provincia o el municipio la posibilidad de poder modificar, flexibilizar o no”.

Para el gobierno de Arabela Carreras, Nación debería permitir que la provincia defina sus propias restricciones o no.

Más enfático en su definición fue el intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, quien afirmó que le “preocupa mucho” la ley que se debate en el Senado porque “no contempla el grado de flexibilidad que tienen que tener las distintas jurisdicciones, habida cuenta que no contempla apoyos explícitos”.

Gennuso apuntó su crítica por el lado de la falta de ayudas económicas para sectores que se vean severamente afectados por los cierres de actividades, como ocurrió con el segmento de turismo estudiantil.

Dijo que si el paquete legal viene con un auxilio “podría tener otra mirada, pero esta mirada muy restrictiva, sin ningún tipo de ayuda y quitando la flexibilidad de diálogo local, a mi me preocupa”, señaló el barilochense quien remarcó que son los intendentes los que están “car a cara” con la gente y pueden evaluar “alivianar” alguna medida para “evitar cuestiones más graves”.

Imagen Estado de Situación Covid by rionegrocomar on Scribd


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Con un solo indicador positivo, Bariloche arriesga la flexibilización de restricciones