Condenan a un hombre que golpeó, amenazó con un cuchillo y le rompió el auto a su expareja

En un juicio abreviado, un juez de Bariloche le impuso una pena de 2 años de prisión en suspenso y pautas de conducta que deberá cumplir para evitar ir a la cárcel. El imputado admitió su culpa.




Con las primeras luces del alba, Daniel Aquiles Montenegro, irrumpió el 13 de diciembre del año pasado, en la vivienda de su expareja, en el barrio Estación Ñirihuau de Dina Huapi. Estaba ciego de furia. Agredió con golpes de puño a la víctima y a la pareja de la joven.

Después, tomó un cuchillo y arrojó al suelo a la mujer y le colocó el arma blanca en el cuello mientras la amenazaba con matarla. El muchacho que estaba en pareja con la víctima salió de la casa a pedir ayuda.

El agresor tomó las llaves del Citroen C4 de la mujer, se dirigió al patio donde se encontraba el auto y abrió el capó y cortó la correa de distribución. No le alcanzó. Encendió el auto y se marchó. El agresor es mecánico. Sabía cómo causar más daño, advirtió el fiscal del caso Martín Govetto en la acusación que formuló contra Montenegro.

El lunes se hizo un juicio abreviado, informaron fuentes judiciales. En la audiencia, la fiscalía presentó ante el juez de juicio Bernardo Campana un acuerdo alcanzado con el acusado y el defensor oficial Marcos Miguel.

Govetto acusó a Montenegro, de 36 años, de haber sido el autor de las lesiones y amenazas que sufrió la mujer. Advirtió que la agresión había ocurrido en un contexto de violencia de género porque el imputado había sido pareja durante 2 años de la víctima.

Por eso, Govetto lo imputó por violación de domicilio, daño simple, lesiones leves agravadas por el vínculo y por violencia de género, amenazas calificadas por el uso de armas y amenazas simples. El acusado reconoció su culpa y estuvo de acuerdo con la calificación legal planteada por el fiscal, con el consentimiento del defensor oficial.

Govetto pidió al juez que le imponga una condena a una pena de 2 años de prisión en suspenso al imputado y pautas de conducta. La defensa no planteó objeciones y Montenegro prestó su conformidad. El acusado no tenía antecedentes penales.

Las fuentes dijeron que el juez analizó el acuerdo presentado y como consideró que cumplía los requisitos legales lo homologó. En consecuencia, condenó a Montenegro a la pena de 2 años de prisión en suspenso. Además, le impuso al imputado la prohibición de acercamiento y de contacto con la víctima y se deberá presentar periódicamente en la delegación local del Instituto de Asistencia a Presos y Liberados (IAPL). La sentencia quedó firme al ser un juicio abreviado.

Las fuentes comentaron que el imputado había negado en un primer momento haber dañado el auto de la víctima. Sin embargo, los peritos hallaron manchas de sangre en el vehículo que los estudios de ADN determinaron que correspondían al imputado.


Comentarios


Condenan a un hombre que golpeó, amenazó con un cuchillo y le rompió el auto a su expareja