Consorcios de Riego en crisis por nula recaudación

La pandemia por coronavirus no hizo más que aumentar los problemas, en los últimos meses no se registraron ingresos y peligran las tareas de mantenimiento.





*Corresponsalía Villa Regina

La crisis que desde hace años afecta al sector frutícola sigue impactando de lleno en los Consorcios de Riego, encargados de prestar uno de los servicios esenciales de la actividad. La pandemia por coronavirus no hizo más que aumentar los problemas. Bajó a cero los ingresos de los consorcios y hace prever que será muy difícil cumplir con las tareas de mantenimiento necesarias al sistema a partir del corte del agua.

Fotos: Néstor Salas.

El problema no es nuevo. Desde hace varios años los consorcios mantienen pedidos de asistencia al gobierno provincial para sostener el funcionamiento de las entidades. A fines de 2019 representantes del sector mantuvieron una reunión con el ex gobernador Alberto Wereltineck y del Departamento Provincial de Aguas, donde insistieron en la necesidad de una ayuda, que en ese momento rondaba los 50 millones de pesos.

Hasta el momento la asistencia financiera no llegó y, al sombrío panorama en materia de recaudación durante 2019 y los dos primeros meses de 2020, se sumó la pandemia por coronavirus que derivó en que directamente no se registraran pagos por el canon de riego.

“Es la crónica de una muerte anunciada”, graficó Jesús Armando Camperos, quien preside el Consorcio de Riego de Villa Regina y encabeza al mismo tiempo el Consorcio de Riego de Segundo Grado, que nuclea a las entidades conformadas por los productores en las distintas ciudades del Alto Valle rionegrino.
A partir del 4 de mayo comenzó el cierre paulatino de las compuertas en Dique Ballester, pero las tareas de mantenimiento y mejora del sistema de cara a la próxima temporada de cosecha por el momento no están garantizadas debido a la falta de recursos económicos.

“Estamos llegando a una crisis bastante severa. Esto viene desde agosto, con el inicio de la temporada de riego; a partir de ese momento comenzamos a tener diálogo constante con el DPA y el gobernador anterior, informándole de la situación de la fruticultura”, indicó Camperos.
Además, detalló que en esos meses el Consorcio de Riego de Regina decayó a partir de noviembre, tenía una recaudación de entre el 50% y el 60%, mientras que otros consorcios del Alto Valle no llegaban al 30%.
En declaraciones al programa Revista Agrovalle, Camperos remarcó: “durante los primeros meses de este año los ingresos cayeron de forma abrupta, a valores de un 20%, y desde hace cuatro semanas la recaudación es cero”.

Esta situación de nulos ingresos pone a muchos de los consorcios en riesgo porque solo podrán hacer frente un porcentaje de los sueldos del personal, algunos alcanzaron a pagar el 931 y las cuotas sindicales.
Camperos enfatizó: “llegamos a una crisis terminal; o acá nos apoyan o esto se acaba no hay ninguna manera de seguir adelante. Si con las recaudaciones que teníamos era muy complicado, al estar con recaudación en cero es inviable”.

REGINA- CONSORCIO DE RIEGO- CANALES DE RIEGO

De acuerdo a estimaciones, para sostener el funcionamiento la provincia debería aportar en forma permanente el 30% del costo de sueldos de personal; lo que en diciembre representaba 50 millones de pesos anuales.
Si bien esta ayuda sería fundamental para poder proyectar el trabajo de este año, Camperos insistió finalmente que la asistencia debe sostenerse en el tiempo para garantizar a futuro el funcionamiento de los consorcios de riego.


Comentarios


Consorcios de Riego en crisis por nula recaudación