Covid-19: dramáticas escenas con personas encerradas en Formosa

Varios aislados llevan días de encierro, pese a que los hisopados fueron negativos. Una mujer perdió su embarazo.

A los gritos por la ventana. “Necesito salir de acá”, declaró a un noticiero una mujer retenida en un centro de aislamiento en Clorinda.

En otra muestra de la angustiante situación que se vive en los centros de aislamiento para personas con coronavirus en Formosa, llovieron ayer los pedidos de auxilio de personas que se encuentran encerradas en uno de estos espacios que montó el gobierno de Gildo Insfrán.

Sucedió un día después de que la Corte Suprema se hizo eco de los reclamos, advirtió por los derechos humanos de las personas aisladas y exigió al gobierno provincial que en tres días presente un informe detallado por las denuncias sobre el manejo de la cuarentena.

Las imágenes que se difundieron ayer en medios nacionales, tras ser registradas por un equipo del canal de noticias TN, correspondían a la ciudad de Clorinda. “Necesito salir de acá, me estoy volviendo loca. Desde hace dos días que estoy llorando por estar encerrada”, se escuchó gritar a una mujer , que al mismo tiempo golpeaba sus manos contra el tejido que tiene colocado en la ventana de la habitación en la que está alojada.

Pese a que ya son varios los testimonios de personas que aseguran tener hisopados negativos de Covid-19, el gobierno de Gildo Insfrán igual los obliga a ir a los centros de aislamiento para sospechosos de tener coronavirus que hay en Formosa.

Perdió su embarazo

“Me quitaron mi derecho a ser madre, y lo hicieron sin ninguna necesidad”. La historia de Zunilda es un retrato del avasallamiento a los derechos humanos que sufren muchas de las personas encerradas en los centros de aislamiento en la provincia.

La mujer, oriunda de Clorinda, cursaba un embarazo de tres meses y vivió un calvario junto a sus otros tres hijos, de 4, 9 y 12 años. Encerrados en una pequeña habitación de un hotel y sin atención médica, Zunilda comenzó a tener pérdidas y terminó expulsando al bebé.

“Mi hija más chica, la de 4 todavía piensa que estoy embarazada. Cada vez que intento decirle la verdad, se pone a llorar. Ella cree que va a tener otro hermanito”, narró ntre lágrimas a Todo Noticias.

A su vez un joven de 27 años, llamado Miguel y que pidió que resguarden su identidad, explicó que lo llevaron ahí por haber tenido un contacto estrecho que finalmente dio negativo.

Reveló que “no nos dejan salir de acá, y ni siquiera podemos ir al patio”.

Por intermedio de una charla telefónica, a pesar de que las imágenes lo captaban detrás de la ventana, el hombre agregó que “anoche no nos dieron la cena”. Esto además de que su familia también solo puede verlo de la misma manera en que lo hizo el equipo periodístico del canal TN que viajó al lugar.


Gildo, con todo el poder desde hace 25 años


El peronista Gildo Insfrán comenzó su primer mandato en 1995 y desde entonces, tras modificar normas y la constitución provincial, se sostiene en el gobierno de Formosa.

Insfrán se muestra orgulloso por el protocolo de aislamientos extremos que aplica en la provincia y los pocos casos Covid.

La provincia funciona como un feudo, ya que trasciende poco lo que allí sucede. Pero ganó protagonismo durante la pandemia por su estrategia para contener los contagios, convirtiéndose en la que tiene menos casos y menos fallecidos en el país.

Para lograr ese resultado, primero se prohibió el ingreso a miles de formoseños que estaban fuera de la provincia. Más de 7.500 quedaron varados en las fronteras por más de siete meses, sin que las autoridades formoseñas les permitieran cruzarlas. Finalmente intervino la Corte Suprema. A fines del 2020 ordenó al gobierno de Insfrán que garantizara el ingreso de todos los que lo pidieron.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Covid-19: dramáticas escenas con personas encerradas en Formosa