Crece el malestar y la incertidumbre por la falta de agua en Roca

Lectores del diario "Río Negro" se muestran indignados por la falta del servicio. No hay precisiones por parte de Aguas Rionegrinas.





Foto: César Izza

Gran parte de Roca continúa sin agua. Entre los vecinos crece el malestar y la incertidumbre acerca de cuándo finalmente llegará el servicio a las casas.

El último comunicado emitido por Aguas Rionegrinas, responsable de brindar el servicio en la ciudad, informó que se «trabaja en los últimos ajustes» sobre el acueducto ubicado sobre calle Guemes por lo que «se prevé normalizar el suministro paulatinamente, durante el transcurso del día».

Sin embargo no hay mayores precisiones. Los lectores de «Río Negro» se muestran indignados por la falta de agua.

«A 200 metros del acueducto de la calle Güemes, son las 13:20 y no sale una gota. Cuando dicen que no llegó a todos los barrios, ¿a cuál si llegó?», se preguntó Federico Ferravante.

En esa misma sintonía, Vilma Arias, otra lectora interpeló: «¿Por qué no sale un comunicado diciendo la verdad?. ¿Cuándo va a estar llegando el agua a todos?».

La situación se replica en varios barrios de la ciudad. «Barrio Los Olmos sin una gota de agua. ¿Podrían informar a qué hora van a terminar los arreglos y largar el agua?», fue la pregunta de Cecilia González.

«Zona céntrica Buenos Aires y Rodhe, ni una gota, son las 14.12. Puro verso. Anoche salía agua y ahora ni una gota. La volvieron a cortar. ¿Se habrá roto otro caño o lo que arreglaron?, fue el mensaje de Joe Sob.

Los arreglos en el acueducto ubicado sobre Guemes comenzaron el sábado por la madrugada. Se preveía que el corte del suministro se extendiera hasta mediatarde de ese día, pero la interrupción se prolongó.

«Otra vez el mismo cuento. Son un desastre. Sino no sirven y no saben realizar su trabajo que se vayan», fue el mensaje de Sergio Quiles.

«Un desastre son. Siempre el verso de grandes arreglos y sólo hacen parches que pronto vuelven a romperse», denunció Mirta Guerrero, otra lectora de Río Negro.

Las críticas también tienen su réplica en la página de Facebook de la empresa:

«No puede ser que sean tan inoperantes. Siempre se rompen los mismos caños. Al menos dos o tres veces por año estamos fines de semanas enteros sin agua, porque que no consiguen el repuesto del repuesto. ¿A quienes mandan a arreglar los caños? Que poca seriedad», expresó el vecino Rodrigo Fuentealba.

«Sin palabras. No tienen cara. ¿Ustedes me van a devolver el dinero que tengo que gastar en agua mineral? Cuidé las reservas lo más que pude. Desde anoche ni agua para el inodoro, para el aseo personal, para cocinar, etc, etc. Comprando comida hecha y comiendo con la mano porque no hay para lavar los platos. ¿A quién le hago el reclamo genios?», fue uno de los reproches más fuertes, hecho por la vecina Claudia Gutiérrez.

«El bombeo de agua en red debe realizarse en forma lenta para evitar roturas por presión y por el aire acumulado en la red. Aguas Rionegrinas recuerda que esta trabajando en conjunto con defensa civil para asegurar el agua potable en hospitales y centros de salud», fue el mensaje de la empresa estatal.

El último comunicado de Aguas Rionegrinas:

«A partir de las ultimas horas del sábado se reanudó lentamente el bombeo de agua potable tras la instalación de la nueva pieza utilizada para reparar el acueducto de hormigon armado de calle Güemes.

Desde las primeras horas de este domingo, personal de Aguas Rionegrinas trabaja en los ultimos ajustes sobre la junta utilizada en dicha reparación.

Se prevé nornalizar el suministro paulatinamente, durante el transcurso del día.

El bombeo de agua en red debe realizarse en forma lenta para evitar roturas por presión y por el aire acumulado en la red.

Aguas Rionegrinas recuerda que esta trabajando en conjunto con defensa civil para asegurar el agua potable en hospitales y centros de salud».


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Crece el malestar y la incertidumbre por la falta de agua en Roca