Creció un 17% la demanda por leña del Plan Calor en Bariloche

El programa municipal pasó de tener 3.925 beneficiarios a 4.600 previstos para este invierno. La entrega del material ya comenzó con el primer metro cúbico.

Unas 4.600 familias de Bariloche serán beneficiadas este año con la leña del Plan Calor. Foto: Alfredo Leiva

Unas 4.600 familias de Bariloche serán beneficiadas este año con la leña del Plan Calor. Foto: Alfredo Leiva

Todos los inviernos de Bariloche son crudos, pero el que se viene será mucho más difícil y la creciente demanda de leña del Plan calor es una evidencia de esta realidad.

La emergencia social que se vive como consecuencia de la parálisis total del turismo, que es la viga que sostiene la economía de la ciudad, a raíz de la pandemia causada por el coronavirus, complica aún más. Y golpea con más fuerza a las familias que dependen de la leña y la garrafa de gas para calefaccionarse.

Víctor se había anotado con anticipación en el Plan Calor que depende del Municipio. Por eso, cuando se enteró de que se entregaba la leña se dirigió hasta el Centro de Atención y Articulación Territorial (CAAT) del barrio Nuestras Malvinas a retirarla.

Fui con la carretilla la semana pasada y traje un metro de leña”, relató el lunes Víctor a RÍO NEGRO desde el patio de su domicilio, que está ubicado en el cruce de las calles Nuestras Malvinas. “La mezclé con otro poco que compré”, explicó, mientras señalaba la pila de troncos, en un rincón del lote. Valoró que a diferencia de la leña que el Municipio había entregado el invierno pasado, “esta está sequita”.

El secretario de Desarrollo Humano del municipio, Juan Pablo Ferrari, informó que la municipalidad tiene aproximadamente 9.200 metros cúbicos de leña para distribuir este invierno.

Sostuvo que hasta el momento tienen en carpeta a unas 4.600 familias para asistir, lo que representa un incremento del orden del 17 por ciento en comparación con el año pasado, cuando entregaron 7.850 metros cúbicos de leña a 3.925 familias de la ciudad.

Sin gas natural

En Bariloche se cuentan por miles las familias que no tienen acceso al gas natural.

El intendente Gustavo Gennuso firmó a mediados de septiembre pasado el contrato para la construcción de la red de gas que beneficiará a unas 3.700 familias de los barrios Nahuel Hue, parte de Nuestras Malvinas, un sector de El Frutillar y El Maitén.

La leña la comenzó a entregar el municipio a comienzos de mayo. Foto: Alfredo Leiva

Según el anuncio de ese momento, la obra se financiaría con fondos del Promeba, con un presupuesto original de 58 millones de pesos. Pero hay otros sectores de Bariloche, donde los habitantes no tienen ese servicio clave para enfrentar las bajas temperaturas. Allí, el Plan Calor es vital.

Más aún, cuando el metro cúbico de leña más barata, que es la de pino, se está vendiendo desde 1.200 pesos, cortada a 30 centímetros y entregada en domicilio, comentaron vecinos del barrio Nahuel Hue. El metro cúbico de leña de la zona, como coihue, puede costar hasta 1.700 pesos. También, se puede comprar leña por bolsas de 8 kilos aproximadamente, con un valor que oscila entre los 100 y 150 pesos.

Recursos invertidos

Ferrari comunicó que la inversión para el Plan Calor el año pasado alcanzó los 8.000.000 de pesos. Para este invierno demandará unos 12.100.000 pesos, lo que equivale a una suba del 51 por ciento en comparación con el presupuesto de 2019.

Aseguró que la mayor parte de los recursos para solventar la entrega de leña entre las familias necesitadas salen de las arcas del Municipio.

El decreto 357 que la gobernadora Arabela Carreras firmó el 22 de abril pasado asigna 1,5 millón de pesos a la Municipalidad para los beneficiarios del Plan Calor en esta ciudad.

Ferrari dijo que desde el 2 de mayo último, cuando empezaron con la distribución de la leña, hasta la fecha entregaron a beneficiarios de 22 barrios de la ciudad.

Cada familia recibirá 2 metros cúbicos. El primero se entrega por estos días, según el cronograma establecido entre el Municipio y las juntas vecinales. El segundo se repartirá cuando hayan finalizado la primera entrega.

El funcionario municipal explicó que esta vez arrancaron antes con las entregas, porque estaba previsto iniciar el 18 de mayo, “por la situación en la que vivimos” a raíz de la emergencia social y económica causada por el coronavirus.

Manifestó que estaban aún esperando que algunas juntas vecinales presenten los últimos listados de beneficiarios para completar el padrón.

Cuando se le preguntó, ¿cuál había sido el procedimiento para la compra de la leña por parte de la municipalidad?, Ferrari recordó que no hubo una licitación pública, ni concurso de precios.

Convenio

Beneficiarios

3925
familias recibieron la leña del plan Calor en el invierno de 2019.
4600
personas están en carpeta este año para obtener leña del programa municipal.

“Tenemos un convenio firmado con la foresto industrial local desde el año pasado que toda la leña se le compra a productores locales, que son nueve, más Fundación Invap”, comentó Ferrari.

Esto genera mano de obra local, compra de insumos y fletes locales generando trabajo y, a su vez, se les viene pagando por adelantado desde enero para ayudar a la reactivación de la industria”, destacó. “Así también se hizo el año pasado, tomando en cuenta que son varios proveedores entregando leña en distintos lugares a la vez”, agregó.

Desde el municipio informaron días atrás que este año, y teniendo en cuenta la emergencia sanitaria por la covid-19, el trabajo de coordinación entre el Municipio y las juntas vecinales se hizo de manera virtual. Cada junta se encargó de recopilar las solicitudes de las familias en cada barrio.

En esta ocasión, las juntas deberán entregar números (no más de 50 por día) y organizar turnos y horarios (preferentemente de a cuatro personas por turno) para evitar la concentración de personas para prevenir el riesgo de contagio.

En el caso de que haya más de 50 familias beneficiarias en el barrio, se desdoblará en distintos días la entrega de leña.

Ferrari aclaró que el tema de las garrafas sociales depende en forma exclusiva de la Provincia.


Un aporte por decreto de 1,5 millones de pesos


La gobernadora Arabela Carreras firmó el decreto 357 el 22 de abril pasado que aprueba el convenio suscrito entre el Ministerio de Desarrollo Humano y Articulación Solidaria de la provincia y la Municipalidad de Bariloche.

El decreto –en su artículo segundo– otorga un aporte no reintegrable por la suma total de 1.500.000 pesos a favor de la municipalidad “destinado para cubrir los gastos de la adquisición de combustibles calefaccionantes sólidos, líquidos y gaseosos (leña, kerosene, gas envasado, entre otros), materiales para la conexión de red de gas natural y el pago de logística y distribución de los mismos en dicha localidad”.

El convenio –avalado por el decreto– establece que serán beneficiarios del Plan Calor “todas aquellas personas que no tengan acceso al servido de gas natural. En caso de existir excepciones a esta cláusula se deberá justificar tal solicitud, a través de informe socio ambiental”.

El artículo tercero dispone que el municipio “se compromete a, en caso de existir la posibilidad, priorizar la compra de insumos a organizaciones sociales, cooperativas, pequeños proveedores, entre otros, con el objetivo de favorecer el desarrollo de las economías locales y regionales, siempre y cuando no contraponga con las leyes vigentes”.

El convenio establece que las partes “dejan expresa constancia que, estará absolutamente prohibido la utilización por parte del municipio de los fondos transferidos para finalidades distintas a las enunciadas en el presente convenio. Todo ello sin perjuicio del inicio de las acciones civiles y penales necesarias destinadas al recupero de los fondos malversados y la identificación de los responsables”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Creció un 17% la demanda por leña del Plan Calor en Bariloche