Crespi, el Estado y la alegría de la gente





El vicepresidente de Boca, Juan Carlos Crespi, dio un fuerte respaldo al Julio Grondona para que ejerza «presión» hacia el Estado y a la televisión en el marco de las gestiones que hace la dirigencia del fútbol, que amenaza con no comenzar el Apertura, previsto para el 14 de agosto. «El Estado es responsable de mantener la alegría de la gente y que el fútbol no se pare», enfatizó Crespi, representante xeneize en la AFA.

Su reclamo se da en momentos de inminentes reuniones entre Grondona y directivos de la empresa encargada de televisar los partidos, y también con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, en pos de dos temas: la concreción del prode bancado y la búsqueda de achicar costos en operativos de seguridad para los partidos. Volvió Crespi a insistir en que el Estado se haga cargo al menos en parte de los operativos de seguridad. «Hay que parar la pelota y posicionarnos donde estamos y defender la AFA», sostuvo Crespi.

Si bien dijo que el posible no comienzo del torneo «no es una presión ni una amenaza», luego admitió que «hay que apoyar al Comité Ejecutivo para que siga presionando de buena leche». «Hay que poner un granito de presión para ayudar a Grondona», sostuvo.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Crespi, el Estado y la alegría de la gente