Crimen de Plottier: la autopsia reveló que el cuerpo de la víctima presentaba 117 lesiones

Así lo declaró el médico responsable del examen ante el jurado popular. Dijo que la mayoría fueron realizadas en vida y se concentraron en el cráneo, torso, las manos, el cuello y el abdomen.

Un total de 117 lesiones presentaba el cuerpo de Roque Mora, de 73 años, según declaró hoy ante el jurado popular el médico Carlos Gordillo, responsable de la autopsia que se le practicó. El hombre fue encontrado el 11 de julio de 2020, asesinado en su casa de Plottier.

El profesional precisó que la mayoría de las heridas estaban localizadas en la zona del cráneo, en sus manos, y en el sector toráxico-abdominal, predominantemente del lado izquierdo. Incluso la víctima llegó a perder una pieza dental. Las clasificó como contusas, contuso-cortantes, punzocortantes y cortantes. La mayoría fueron en vida y la que le produjo la muerte estaba en la región cercana al ombligo. Gordillo aseguró que no hubo prácticamente signos de defensa.

Sobre los elementos que produjeron las heridas, indicó, a preguntas del fiscal jefe, Agustín García, que pudieron haberse realizado con piedras o botellas. Justamente el cuerpo de la víctima se encontraba en una cama de dos plazas rodeado de restos de envases rotos, tanto el pico, cuello y las bases. En uno de ellos, que era de vino, se encontró una huella dactilar compatible con la única acusada: Sara Miranda de 47 años, que el día del homicidio fue a pedirle trabajo a Mora. Ella había cuidado a su esposa mientras estaba enferma.

Para la fiscalía y la querella la imputada robó el dinero que el hombre guardaba en una patio interno, al interior de una carpa. El personal de criminalística no encontró plata en ese sector, ni en ningún otro de la casa. Identificó cajones abiertos, tanto en la habitación donde se halló el cuerpo, como en otro cuarto y en el living. En la vivienda había manchas de sangre lavadas. Las encontraron en cantidad en la bacha del baño y en unos guantes.

Los criminalísticos -tanto de la policía provincial como de la Unidad de Servicios Periciales- señalaron que la agresión se produjo en la cama y que el hombre probablemente haya estado sentado. Se encontraba con su ropa puesta, lo único que tenía corrido y abierto era el pantalón: el cinto también estaba movido. Era una persona debilitada en su salud debido a que era diabético y tenía dificultades para caminar. De acuerdo a lo que afirmó su médico personal que lo vio un mes antes del crimen, el 11 de junio de 2020, presentaba una ulcera en su pierna derecha.

Jorgelina Carmona, la profesional que revisó a la imputada el 16 de julio de 2020, a las 16.30, dijo que tenía lesiones pequeñas, escoriativas en la zona mamaria superior externa, en la cara interior de la rodilla derecha y en los dedos, cuya data era de 3 a 5 días.

El dato

6
testigos declararon en la jornada de hoy: personal del cuerpo médico forense del Poder Judicial y de la Unidad de Servicios Periciales. También un criminalístico de la policía y el médico personal de la víctima.

Comentarios


Crimen de Plottier: la autopsia reveló que el cuerpo de la víctima presentaba 117 lesiones