Cristina y los italianos



Bahía Blanca

Desde la hospitalaria Cuba, donde fue a visitar a su hija y a presentar su libro, Cristina Fernández de Kirchner se permitió atribuir la acción de la justicia en su contra al “componente mafioso” heredado por Mauricio Macri de sus ancestros italianos. Según ella, la víctima preferida de Macri fue su hija Florencia, “tal vez por verla vulnerable”… “Se metió con mi familia para quebrarme, como hacía la mafia”.

En realidad quien encontró vulnerable a su hija fue la justicia, pues le encontró cerca de cinco millones de dólares en su caja de seguridad, y los que somos los dueños de esos millones queremos que explique su origen. Además las causas “Los Sauces” y “Hotesur” la complican aún más. Son hechos concretos señalados por la Justicia y no desvaríos paranoicos.

Si como lo da a entender, la tendencia a delinquir fuera hereditaria y estuviera determinada por los ancestros, su familia estaría en serias dificultades. En el año 2005 F. Lindner entrevistó a Osvaldo Bayer quien lo sorprendió con esta revelación: “¿Ud. sabe que mi padre y el abuelo de Kirchner eran conocidos? Un día el abuelo de Kirchner le pidió prestados diez mil pesos. Era mucha plata; con eso se podía comprar una casa. Después nunca se los devolvió, por eso era la persona que más odiaba mi padre.” Y más adelante “Era prestamista, usurero como se decía en aquella época. Y tenía un restaurante con señoritas en Río Gallegos, ¿me entiende?”. Años después, Bayer, desde Alemania ante consultas sobre el abuelo de Kirchner, dijo: “el nieto no tiene la culpa de lo que puede haber hecho el abuelo.”

La ofensa de Cristina F. de Kirchner a los italianos es imperdonable por tratarse de una generalización irresponsable, y porque demuestra que comulga con teorías raciales muy populares hacia 1930, que líderes de aquellos tiempos se tomaron muy en serio y las llevaron a la práctica. No puede humillar a su país diciendo estas tonterías.

Humberto Guglielmin

DNI 10.401.180


Comentarios


Cristina y los italianos