Cristina y Mujica empezaron a limar asperezas

El mandatario electo uruguayo le dio la bienvenida apenás llegó al país vecino. Antes, el canciller uruguayo dio señales de distensión.



#

El tema Botnia y la recomposición de relaciones, en la agenda CFK-Mujica.

MONTEVIDEO.- La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunió anoche con el mandatario electo de Uruguay, José “Pepe” Mujica, quien le dio la bienvenida apenas llegó al país vecino. Pese a que el encuentro entre los mandatarios estaba previsto para hoy a la noche, la reunión de anoche sirvió para empezar a recomponer las “golpeadas” relaciones entre ambos países, que tienen en el conflicto por la papelera Botnia el principal escollo para la relación bilateral.Este tema, según trascendió anoche, no fue abordado en el encuentro.“Fue una reunión muy cordial. Mujica quiso darle una bienvenida preferencial” a la presidenta Fernández, informaron fuentes del gobierno de la Argentina. Mujica recibió a Cristina Fernández en el piso 25 del hotel Sheraton, en esta ciudad, donde charlaron durante veinte minutos en forma “cordial y franca”, según se hizo saber.Mujica también había recibido en el mismo lugar al presidente de Paraguay, Fernando Lugo, mientras que hoy el jefe de Estado electo ofrecerá una cena a las delegaciones que toman parte en la cumbre del Mercosur.La idea con la que llegó CFK a tierras charrúas, es delinear los pasos para dar una solución definitiva a problema de la pastera de Botnia. El encuentro con  Mujica estaba previsto una vez finalizada la XXXVIII Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur que se celebra en esta ciudad. Resta saber si hoy habrá otro encuentro. La primera señal de distensión entre los gobierno llegó ayer de la mano del canciller uruguayo, Pedro Vaz, anfitrión de la reunión del Consejo de ministros del Mercosur, al señalar que “el trabajo sobre el diferendo respecto a Botnia es una constante. Confiamos en que ese proceso, incluyendo la existencia de un nuevo gobierno, ese trabajo, continúe y culmine en lo que todos esperamos que es la solución”. El Canciller uruguayo se mostró confiado en esta nueva etapa institucional y las futuras relaciones entre ambos países.“Kirchner y Mujica aspiran a una fotografía que exhiba sintonía política y voluntad de diálogo, que permita inaugurar una nueva etapa. Es muy positivo que suceda esto como gesto de diálogo y de exploración”, señalaron fuentes de la Cancillería argentina, previo a la reunión que anoche se concretó. De igual forma, hoy debería abordarse durante la permanencia de la mandataria argentina en el país vecino, la forma de instrumentar de forma articulada el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el diferendo argentino-uruguayo, esperado para principios de marzo, pocos días después de la asunción de Mujica.“El trabajo sobre el diferendo respecto a Botnia es una constante. Confiamos en que ese proceso, incluyendo la existencia de un nuevo gobierno, ese trabajo, continúe y culmine en lo que todos esperamos que es la solución”, afirmó el canciller uruguayo, Pedro Vaz. Sostuvo también ayer, que su gobierno espera un fallo de la Corte de Haya donde se dirime el conflicto “de acuerdo a lo que han sido los principios de Uruguay en todo esto”. Mujica estará presente también en el marco de la cumbre de presidentes del bloque, donde se espera además la presencia de Lula Da Silva de Brasil, y Fernando Lugo de Paraguay; mientras que entre los asociados estará el venezolano Hugo Chávez. Se espera que la cumbre de presidentes sudamericanos haga un fuerte pronunciamiento de respaldo al jefe de Estado de Bolivia, Evo Morales, tras el triunfo  del pasado domingo.


Comentarios


Cristina y Mujica empezaron a limar asperezas