Crítica situación en el hospital de Cipolletti

Dos pacientes de Cardiología requieren cirugías en forma urgente.Pero sólo se admite "una operación por mes" en el nosocomio.Por orden provincial, adelantan la de un hombre derivado de Cinco Saltos.



CIPOLLETTI (AC)- La situación es crítica para los pacientes cardíacos que se atienden en el hospital de Cipolletti. A la habitual falta de medicamentos, ahora se suma un hecho de mayor gravedad: "sólo una cirugía por mes" se puede hacer en el centro privado que realiza las operaciones de mayor complejidad.

Hace unos días, se conoció el problema de Daniel Infante, un hombre de 71 años derivado desde Cinco Saltos y que recién tenía turno para operarse "en octubre", según denunciaron sus familiares. A raíz de la difusión del caso, la provincia intervino y dio una solución. Infante, quien está en terapia intensiva, será operado el miércoles.

Sin embargo, quienes están en permanente contacto con la realidad del hospital, saben que con esta ayuda -si bien es importantísima para el paciente- no se soluciona el problema.

Carlos Baruf, cardiólogo del nosocomio, reveló que hay otros "dos pacientes críticos que requieren una cirugía urgente". Pero la Fundación Médica, que mediante un convenio con el hospital atiende los casos de mayor complejidad, "sólo opera a un paciente por mes".

"Por lo que me dijeron -afirmó el médico cipoleño- la provincia no le paga a la Fundación, y por eso se restringen los estudios".

Baruf fue muy crítico. Más allá de esta realidad y de la falta de medicamentos, manifestó su preocupación por todo el esquema de Salud Pública. "Desde 1982 soy médico cardiólogo del hospital de Cipolletti; en 1993 fui el jefe del departamento médico. Durante todo este tiempo no ha existido por parte del gobierno provincial otra política que no sea mantener todo callado para seguir dando la imagen de que el hospital funciona y así continuar ganando elecciones", dijo.

Contó que desde agosto del "82 sólo se compró una bicicleta ergométrica para el sector de cardiología. "La adquirieron las señoras de la cooperadora dos meses después que ingresé. Nunca más tuve ningún aparato nuevo", reveló.

Ahora, porque "de casualidad desde Nación hicieron una gran com-pra", se incorporará un ecógrafo, "siendo que por años se ha pagado por prestaciones extrahospitalarias el valor de muchos aparatos de ecografía". Agregó que también faltan otros aparatos, como un nuevo equipo ergométrico y hay problemas con drogas que son vitales y que muchas veces no están.

"Independientemente de la crisis económica actual, nunca hubo una política racional de gastos, por lo cual no es extraño que ahora existan carencias que ponen en riesgo la vida de los pacientes", mencionó.

Dijo que esta situación no admite cambios superficiales. "Nos debemos convertir en una empresa social. No se necesita sólo más dinero, cambios edilicios y teconología, el hospital requiere urgente una organización eficiente que visualice las necesidades de la gente para darles adecuada respuesta. Alguien tendrá que tener la valentía política de enfrentar el statu quo para que los necesitados gocen de su derecho de salud", opinó.

Falta de trabajo y enfermedades cardíacas

CIPOLLETTI (AC).- La "enfermedad" cardíaca más grave y frecuente que se detecta en el hospital, es la "falta de trabajo".

"Forma parte del interrogatorio médico preguntarle a la gente de qué trabaja, pero como sistemáticamente nadie tiene trabajo, ya no lo pregunto más", reconoció ayer el especialista en cardiología del hospital, Carlos Baruf.

Dijo que la falta de trabajo aparece como factor causal de enfermedades. "Esto cada vez se ve más. La gente está terriblemente angustiada. Muchos vienen al consultorio para recibir contención, afecto, un abrazo, y para que alguien les diga que están "bien del corazón"", contó.

Los "dolores en el pecho", que se asocian generalmente a problemas cardíacos, son muchas veces producto de esas fuertes angustias que genera el desempleo.

Baruf mencionó que la cantidad de pacientes "es creciente y cambiante", que los más pobres consultan menos, mientras que aumentó notablemente la concurrencia de los sectores medios empobrecidos, "que tienen mayores demandas, lo que implica un aumento de los costos".

"Cada vez la demanda es más grande", aseguró. En Cipolletti, por ejemplo, se atienden también a personas derivadas de otros hospitales de la provincia.


Comentarios


Crítica situación en el hospital de Cipolletti