Críticas a los “parches” en la ciudad

“La línea del arquitecto” es el libro que presentará Vicente Nazzo, donde reúne las problemáticas arquitectónicas de Neuquén.



Cada vez son más los edificios que se construyen en la zona centro de la ciudad.  Foto: Archivo

Cada vez son más los edificios que se construyen en la zona centro de la ciudad. Foto: Archivo

“Neuquén se ha solucionado en partes, como parches. Eso es lo que es Neuquén, hoy es una sumatoria de parches que no está pensada como un todo”, cuestionó el arquitecto Vicente Nazzo quien hoy presentará en sociedad su libro “La línea del arquitecto”. Además sumó su preocupación porque la ciudad concentra la mayoría de los edificios en 20 cuadras con los problemas de servicios que esto puede generar.

El libro ya lo presentó en el colegio de arquitectos de Neuquén, pero hoy lo hará en el auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes (Mitre y Santa Cruz). Nazzo hace una crítica al código urbano y al plan urbano ambiental de la ciudad de Neuquén “basado en la especulación inmobiliaria”.

Pero también allí realiza una crítica a la figura del arquitecto desde su formación hasta su lugar dentro del desarrollo de una ciudad.

Creo que la cosa pasa por atacar el problema y ponerse a pensar en el bien común y no en la especulación inmobiliaria”,

aseguró el arquitecto sobre la resolución de las problemáticas actuales.

El arquitecto y artista visual que habita las calles de la capital desde 1982 contó que este libro surgió luego de su trabajo de docente en la Escuela Superior de Bellas Artes de Neuquén y en la facultad de Arquitectura de la Universidad de Flores en Cipolletti.

“Las líneas del arquitecto” está compuesto por seis capítulos que abordan todas las aristas del tema.

“La primera es la línea del pensamiento, que es una línea filosófico-romántica”, comenzó contando Nazzo en diálogo con “Río Negro” y enseguida agregó: “La segunda parte es un análisis de lo que pasó en el país con los modelos extranjerizantes que se fueron copiando en todo el país”. En los siguientes capítulos, el arquitecto se sumerge en la realidad local analizando de lleno a la arquitectura y el urbanismo de la capital.

“El último capítulo tiene que ver con la línea del urbanista. Allí me refiero a cómo la arquitectura regional se fue sacando para colocar grandes edificios que es lo que está ocurriendo hoy, se quiere transformar a Neuquén en una pequeña Dubai”, confió el arquitecto.

Y añadió: “Esa Dubai se desarrolla fundamentalmente en 20 cuadras por 20 cuadras donde se está armando como una gran pirámide porque todo el centro de esta ciudad se densifica poblacionalmente generando todos los problemas que ya conocemos, de tránsito, de tráfico, de falta de infraestructura, de falta de equipamiento, un mal servicio público”.

En contraste con el desarrollo que se experimenta en el centro de la ciudad, Nazzo destacó que la arquitectura de la periferia se basa en principalmente en las condiciones económicas.

“En las zonas periféricas se van desarrollando tipos de viviendas que tienen que ver más con la pobreza, la pobreza en toda la parte del noroeste, en la parte de la meseta, y después en la zona sur donde están los barrios privados y la zona costera con emplazamientos que son muy buenos, el trabajo que se está haciendo en la costa es muy interesante pero a unos pocas cuadras de ahí empieza a haber tomas entonces tampoco es la solución”, resumió el profesional.

“Neuquén se ha solucionado en partes, como parches. Eso es lo que es Neuquén, hoy es una sumatoria de parches que no está pensada como un todo”, subrayó Nazzo al respecto.

Sin embargo el análisis no se circunscribe solo a la realidad del desarrollo de la ciudad sino que también incluye un crítica hacia los profesionales de la arquitectura y su forma de actuar.

“En el libro también hago una crítica a la formación de los arquitectos que parece que nos importa una cuestión de marketing y de éxito dentro de esas pocas cuadras centrales de la ciudad mientras dejamos de lado la periferia”, confió el autor de “La línea del arquitecto”.

En cuanto a las soluciones, Nazzo planteó que “lo primero y lo que me gustaría que ocurra es que se deje de densificar el centro, que las ordenanzas municipales que son apoyadas por el Concejo Deliberante y por el poder Ejecutivo Municipal busquen zonas que se desarrollen con infraestructura y equipamiento donde se puedan levantar edificios en altura y armar un centro comercial sin perjudicar a los barrios”.

Y agregó: “Creo que los centros políticos o bancarios se tienen que desarrollar en puntos estratégicos de la ciudad, como es el ejemplo de Wall Street en Nueva York, no tiene que ser siempre destruyendo la trama arquitectónica, social y económica”.

“El problema del trafico vehicular es uno de los grandes problemas que tiene la ciudad y eso se resuelve con muy buenos medios de transporte y no con parches como la nueva vía que se ha desarrollado para que circulen los micros”, acotó.

“Parece que todo se está organizando para que Neuquén sea una ciudad de un millón de habitantes de acá a 10 o 20 años con toda esta problemática, que va a ser cada vez peor”, cerró sobre su visión de la realidad urbanística de la ciudad que también se incluye en su libro.

¿Quién es Vicente Nazzo?

Es arquitecto y artista visual, nació en la ciudad de Santa Fe en el año 1956, donde vivió hasta finalizar sus estudios de arquitecto en la facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Santa Fe en el año 1981.

Desde el año 1982 reside en la ciudad de Neuquén. Fue docente en la Escuela Superior de Bellas Artes de Neuquén y de la Facultad de Arquitectura sede Cipolletti, de la Universidad de Flores.

Desde su llegada a la ciudad de Neuquén, trabajó como arquitecto independiente diseñando fundamentalmente viviendas individuales y colectivas.

Tanto en arquitectura como en pintura experimentó la expresión como vehículo de la creatividad.


Comentarios


Críticas a los “parches” en la ciudad