Cruce de acusaciones entre Gennuso y el Soyem por el vertedero

El Intendente dijo que existe “sabotajes” y que hay empleados que no quieren trabajar. Desde el gremio criticaron las contrataciones políticas y pidieron que se haga la denuncia judicial.



#

El conflicto se originó con los daños al reloj donde fichan los empleados.(Foto: Archivo )

Cruce de acusaciones entre Gennuso y el Soyem por el vertedero

El intendente Gustavo Gennuso dijo que en el vertedero de residuos domiciliarios hay “sabotajes internos” y que al personal al que “no le gusta trabajar”, luego de que ayer quedara resuelto un conflicto gremial por malas condiciones de trabajo.

La semana pasada los empleados habían iniciado una retención de servicios por incumplimiento de un acuerdo previo por el cual el municipio se comprometía a garantizar la provisión de luz, de baños, de elementos de higiene y de ropa de trabajo.

En el marco de la conciliación obligatoria, ayer resolvieron poner fin a la medida. Pero Gennuso consideró que los problemas no quedaron superados. Dijo que existen “sabotajes”, que los tiene documentados y que realizará “alguna presentación judicial”.

También afirmó que “hay gente que quiere trabajar y otros a los que no les gusta. Si no quieren trabajar que se vayan”.

El secretario general del Soyem, Juan Fuentes, dijo que el acuerdo para levantar la medida de fuerza se alcanzó “porque arreglaron el equipo generador y pusieron un baño químico”.

Criticó que el municipio “haya gastado un millón de pesos en cámaras de seguridad para el vertedero, mientras no hay solución para cosas tan sencillas como la luz o el agua”.

En relación con la acusación de “sabotaje”, Fuentes recomendó al gobierno “que haga denuncia o que siga las vías administrativas”.

Desmintió que haya empleados de planta que se nieguen a trabajar. Y contraatacó: “los que no trabajan son los cuatro empleados políticos que hay en el vertedero, y que cobran todos más de 30 mil pesos”.

Dijo que la relación con Gennuso “no es ni buena ni mala”, y que últimamente hablan muy poco. A su juicio, el gobierno que asumió en diciembre de 2015 “se llevó a todo el mundo por delante, y en las elecciones PASO se dio contra el piso”.

Refirió también que Gennuso y sus colaboradores “se caracterizan por hacer denuncias rimbombantes y después no tiene pruebas de nada”.

El intendente no había ahorrado críticas contra los trabajadores del vertedero, pero sin aportar precisiones. “Vamos a impulsar cambios en las tareas y en el organigrama con la designación de un director. Una figura que no existía -dijo-. La vamos a crear por ordenanza”.

El enojo tendría que ver con los daños que habrían sufrido un transformador eléctrico y el reloj donde fichan los empleados.


Comentarios


Cruce de acusaciones entre Gennuso y el Soyem por el vertedero