Cuando la tecnología está al servicio de la producción

Tres emprendedores locales lograron adaptar al sistema de riego por goteo un mecanismo para que, al mismo tiempo, la planta sea fertilizada.



El avance de la tecnología se da en todos los ámbitos y la fruticultura es uno de los sectores que cada temporada dispone de nuevas herramientas técnicas para hacer más eficiente el circuito de producción. Desde hace una década, muchos productores utilizan el sistema de riego por microgoteo mecanizado.

Gabriel Poli, Martín Brunello y Javier Rossi, los ingenieros que idearon el sistema de fertilización. (Fotos: Néstor Salas)

A esa tecnología, un grupo de jóvenes profesionales locales sumó un sistema para automatizar la fertilización de las plantas, el cual solo requiere adaptar algunos módulos nuevos a los sistemas de riego.

El SAF 6 300 actualmente funciona en la chacra de uno de sus inventores.

El SAF 6 300 (Sistema Automatizado de Fertilización que permite una cobertura de 6 hectáreas y la utilización de 3 tanques) demandó un par de años de trabajo con pruebas para ir puliendo el sistema. Actualmente el equipo está en funcionamiento en la chacra de uno de los tres emprendedores, que apuestan a poder colocar su producto en las distintas zonas de la provincia.

A través del goteo, además de agua, a la planta se le incorpora el fertilizante.

Los ingenieros mecánicos Gabriel Poli y Martín Brunello , junto al ingeniero agrónomo Javier Rossi, fueron los que desarrollaron el sistema automatizado de fertilización que funciona desde hace un año.

Este sistema es más eficiente a la hora de nutrir las plantas.

“Lo imporante en este equipo, es que permite adaptarse a cualquier sistema automático de riego que ya esté en marcha, pero tiene como ventaja que es muy fácil de utilizar, solo requiere de una rápida capacitación”, comentaron los profesionales.

Explicaron que el sistema se acopla a los equipos de goteo, lo que permite aprovechar este recurso para inyectar fertilizantes a las plantaciones, haciendo más eficiente su utilización para nutrir las plantas en los momentos críticos de desarrollo y cosecha de las frutas.

“Este equipo hace más eficiente la fertilización, se evita el estrés de la planta y se optimizan los recursos y se reducen los gastos”, enfatizaron.

Rossi, Poli y Brunello remarcaron que “con los sistemas mecanizados, todos los días se da el agua justa que la planta necesita. Con nuestro equipo además se brindan los nutrientes que requiere cada plantación de acuerdo al momento fenológico en que se encuentre y al tipo de fruta que se está produciendo. Se puede sectorizar para dar los nutrientes en la proporción que corresponda a si es una plantación de manzanas o peras, si se trata de durazno u otra variedad de carozo”.


Temas

Villa Regina

Comentarios


Cuando la tecnología está al servicio de la producción