Cuatriciclos, entre el riesgo y su utilización segura

Una nena murió en Cipolletti tras accidentarse mientras conducía un cuatriciclo. Y la polémica volvió a salir a flote. ¿Son seguros los cuatriciclos?





Cuando en 1994 se sancionó la Ley Nacional de Tránsito Nº 24.449, los cuatriciclos no fueron definidos ni categorizados dentro de los vehículos permitidos para circular en la vía pública. En ese momento no eran tan populares y estaban reservados para algunas tareas rurales o de competición, lejos del tránsito urbano.

Con el tiempo, se fueron poniendo de moda y sus precios fueron tornándose más accesibles. Con ello también avanzaron los siniestros que los rodean y también se profundizó el vacío legal en el que se encuentra.

No hay normas comunes que determinen su uso y el marco legal queda librado a cada municipio. Entonces, reina la disparidad de criterios. Para muchos no se les puede exigir a sus conductores ni licencia ni seguro, ya que no existe un marco que los regule; en algunos distritos se los iguala con las motos y se expiden licencias de conducir compartidas, en otros directamente se prohíbe su circulación en lugares públicos.

Más allá de la cuestión legal, desde el punto de vista técnico, tal como aseguraron desde el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), los cuatriciclos fueron diseñados para ser utilizados en superficies blandas (tierra o arena) y nunca para superficies pavimentadas (rutas, autopistas o calles) y por una sola persona.

Son vehículos todo terreno, tienen un motor potente, pueden desarrollar altas velocidades, y además son muy pesados. Tienen también un centro de gravedad alto -lo que facilita que vuelquen- y gomas grandes, de baja presión.  Todas estas son características que facilitan los accidentes: vuelcos, choques contra objetos fijos y personas que pueden salir despedidas.

Con esas características, fueron pensados inicialmente para el trabajo en el campo y desde la década del 80, comenzaron a utilizarse cada vez más en forma recreativa, sin tener en cuenta su propensión a accidentes. E incluso, con su popularización se convirtió en un vehículo ampliamente conducido por menores, por la facilidad de utilización.

Sin embargo, los niños y la gente joven, son quienes sufren mayor cantidad de accidentes en cuatriciclos. Especialistas coinciden en que se debe a que no tienen suficiente conciencia de peligro, no utilizan casco, ni protección,  llevan uno o  más acompañantes y no tienen el juicio adecuado para enfrentar situaciones de peligro. Además, se puede dar por la falta de fuerza adecuada y de coordinación, ya que muchas veces los cuatriciclo son muy pesados para su edad o tamaño corporal.

Según la investigación preliminar del siniestro vial de ayer en Cipolletti, que terminó con la muerte de una niña de 10 años, la nena habría perdido el control del cuatriciclo, saliendo despedida del mismo y habría golpeado su cabeza contra el cordón de la vereda.

Recomendaciones para conducir un cuatriciclo:

– No llevar acompañante, ya que los cuatriciclos fueron diseñados para una sola persona.

– Usar casco con protección ocular.

– Usar calzado cerrado.

– No saque los pies fuera de los estribos.

– Usar pantalones largos y mangas largas.

– No utilizar el cuatriciclo en caminos y calles, ni en lugares donde circule o haya gente.

– No utilizarlos de noche.

– No usar en ningún caso un vehículo de 3 ruedas dado que son extremadamente peligrosos y ya no se fabrican más.

– Tener licencia de conducir y entrenamiento especial para conducir cuatriciclos

– Evite las maniobras bruscas que puedan hacerle perder estabilidad.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cuatriciclos, entre el riesgo y su utilización segura