“Cuidame”, el pedido de los niños que marcharon por sus derechos en Neuquén

“Le toca a los padres ponerse los pantalones largos y contagiar a los chicos”, aseguraron desde la organización. Participaron decenas de escuelas.



Ayer sumó un año más la tradicional marcha que brega por los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Se cumplieron 17 años de movilizaciones, 17 años de lucha y de hacer valer los derechos de quienes son los más vulnerables en el contexto social.

“Salta, salta, salta, pequeño canguro, venimos a la calle por nuestro futuro”, entonaban los niños y niñas, acompañados por padres y docentes, mientras transitaban por la avenida Olascoaga. Bajo la voz de un megáfono, entre cantos, saltos y risas, los niños se movilizaron desde la esquina de San Martín y Salta, hasta el Arco Romano del Parque Central que los esperaba con los brazos abiertos. Lugar donde docentes, familiares y organizadores los esperaban, alentándolos y anticipando su llegada por medio de grandes parlantes.

Esta vez el lema fue “Cuidame, ya es hora que se cumplan mis derechos”, y una de las organizadoras, la médica pediatra Mónica Belli, explicó su elección. “La realidad está muy compleja para los chicos, por eso elegimos ese lema para este año. Es producto de lo que ellos nos van dejando año tras año, que es el cuidame”.

Belli expresó que el lema no sólo está dirigido al interior de la familia “sino también a la gente en general, a los adultos, y el gobierno para que tengan salud y educación”.

Con gran historial en la lucha por los derechos de los niños, la docente jubilada Belén Mantilaro reflexionó sobre la marcha y la lucha. “Creo que todos los años vamos convenciéndonos que esto realmente vale la pena, y esto me parece que es lo saludable, legalmente y emocionalmente. Se ven más papás tomando conciencia de esta realidad”. Y agregó que “si nosotros, los adultos, desde nuestro lugar tomamos conciencia de que vale la pena y se lo trasladamos a los chicos, es un logro”. La ex docente de la Escuela 356 de Valentina Norte Rural, hizo énfasis en que el camino de concientización es “de padre a hijo y no al revés, y eso es algo que se ha logrado con estas marchas”.

Pero también invitó a seguir con el trabajo que se ha realizado. “Hoy en día le toca a los padres ponerse los pantalones largos y contagiar a los niños”.

Por último Mantilaro enfatizó que “la marcha del centro es importante, pero la multiplicación los barrios, en los márgenes de la ciudad también es saludable. Porque ahí reivindicás la Ley 2302 en todos los artículos posibles. Y ahí les haces conocer a los adultos, que es una ley nuestra, que es precisamente a favor de nuestros niños, niñas y adolescentes. Desde el útero hasta los 18 años”.

Un repaso por los principales derechos

A un nombre y nacionalidad.

A tener seguridad social y educación gratuita.

El niño impedido debe recibir educación y cuidados especiales.

A crecer en un ambiente de afecto y de seguridad.

A ser protegido contra toda forma de abandono, explotación y discriminación.


Comentarios


“Cuidame”, el pedido de los niños que marcharon por sus derechos en Neuquén