Cuidarse la piel, un boom que es tendencia en las redes

Si bien el cuidado de la piel es una cuestión histórica, en los últimos años se experimentó un creciente interés por rutinas como la skincare en redes socielaes. ¿A qué se debe? ¿Cuáles son los puntos clave? Repasamos varios aspectos de esta nueva (aunque vieja) tendencia.




El cuidado de la piel es un tema recurrente en todas las civilizaciones desde el comienzo de los tiempos. Las personas siempre han buscado verse bien y protegerse del paso del tiempo y de situaciones que nos pueden generar distintas molestias. De hecho, en el antigüo Egipto ya existían tratamientos para la piel.


Sin embargo, y más allá del peso histórico que tiene el cuidado de la piel, el término “skincare” tomó una nueva dimensión recientemente: este tipo específico de tratamiento, que consta de algunos pasos fundamentales y que incluye una variedad de productos y de rutinas según el tipo de piel, se tornó un tema de conversación y debate constante en las redes sociales.

Es así que la skincare pasó de ser una rutina más -de las tantas que apuntan al cuidado de la piel- a un “boom de redes”: los productos para esta rutina se venden como pan caliente en distintas cuentas de emprendimientos (las hay en Facebook y en Instagram, por ejemplo) y cada vez son más los “influencers” (estrellas de las redes con muchos seguidores) que hablan del tema no solo en sus cuentas personales, sino también en diarios, radios y televisión. En Argentina, específicamente, hay una influencer que se convirtió en una referente del tema y hasta cuenta con un ejército de seguidoras y seguidores: se trata de Daniela López, más conocida como Dadatina, quien charló con En Eso Estamos por Río Negro Radio y comentó varias cuestiones claves de la skincare.

“Hay tres cosas fundamentales que no pueden faltar en la rutina por si no tenés tiempo o ganás de hacer todos los pasos. En primer lugar, es clave lavarse la cara con algún tipo de gel, leche, espuma o lo que sea, tanto de día como de noche. Después, utilizar alguna crema facial, en especial de noche, para que la piel se recupere de los daños del día. Por último, tenemos que usar protector solar. Con esas tres cosas ya cumplimos lo básico”, explicó Dadatina en relación a lo que constituye los cimientos del skincare.

Pero, ¿a qué responde este boom de algo que ya se hacía hace mucho tiempo? En principio, a que durante la pandemia aumentó el número de personas que se dedicó a realizar rutinas “en casa”. De la misma forma que más gente se volcó a hacer panes caseros o series de ejercicios, crecieron las personas que decidieron aprender más sobre el maquillaje, cuidado de la piel y demás cuestiones estéticas. Y en esa misma línea, también creció la cantidad de personas que hablaban al respecto. El caso de Dadatina es uno de los más paradigmáticos: pasó de dedicarse a su trabajo como instrumentadora quirúrgica a ser una consultora de las grandes marcas de productos para la piel y hasta lanzar sus propios productos.

Las rutinas para el cuidado de la cara son las que más se consumen en Instagram y Youtube.


La influencer y cosmetóloga profesional comenzó su carrera en las redes de forma un tanto casual: “Fue por accidente (risas). En Twitter hace unos dos años empezó el boom del skincare entre influencers, celebridades y demás; y había mucha queja respecto a que la rutina no la podías hacer si no tenías un millón de pesos. Entonces empecé a dar alternativas económicas de productos para una buena rutina. Eso la pegó, entonces probé con seguir en Instagram”, comentó.

Hay un aspecto que es importante resaltar: ante cualquier duda, la recomendación siempre es apuntar a un profesional. Si hablamos de skincare hablamos de piel, y no es palabra menor. “Es el órgano más extenso del cuerpo, hay que tenerle respeto y cuidado. Para cualquiera que quiera iniciarse en este mundo, lo primero es ir al dermatólogo o la dermatóloga. Pero no a cualquiera: la realidad es que cuando los médicos cursan dermatología, no les enseñan a hacer rutinas de skincare por ejemplo. Mi consejo es que vayan a un dermatólogo/a que tenga especialización en estética, que son quienes se han formado en esto. Te van a ayudar a armarte una rutina y a muchas cosas más”, aseguró Dadatina.

En lo estrictamente relativo al tratamiento, la rutina de skincare que más se replica en redes es la que apunta a la cara. Allí, por ejemplo, se destaca constantemente la importancia de la utilización de protector solar en todo contexto, no solo en verano. Se recomienda también utilizarlo unos minutos después de ponerse crema hidratante. Muchos de los tutoriales hacen foco en la importancia de no lavarse la cara con jabón normal, o en la forma en la que los productos deben aplicarse dando pequeños golpecitos con los dedos. Así, de a poco, se va creando todo un ecosistema de consejos y recomendaciones.

Lo curioso de la situación es que no son consejos “novedosos” per se: el cuidado de la piel es una cuestión que lleva miles de años. Sin embargo, en este contexto pandémico y con el crecimiento de las rutinas “hágalo usted mismo”, muchas personas se integraron a este mundo que antes miraban de costado.


Este hecho también se ve reflejado en una cuestión particular: el acercamiento de los hombres a este tipo de rutinas. Según ejemplificó Dadatina, “cada vez tengo más seguidores hombres, y cada vez me preguntan más en público. Siempre me pasaba que las mujeres me preguntaban por tweets o posteos de Instagram, y los hombres me escribían por privado. Ahora cada vez me preguntan más en público, así que se van aflojando (risas). Es una tendencia que va creciendo”.

Respecto al tratamiento, los hombres tienen la piel un tanto diferente a la de las mujeres, pero esa poca diferencia “no hace que tengan que usar productos específicamente para hombres. Si ven una línea que dice específicamente para hombres es marketing. La piel del hombre tiene un par de características distintas: producen más colágeno, entonces envejece más lentamente; pero también tienen tendencia a ser un poco más grasa”.

Para el cierre, la cosmetóloga aseguró que en todo caso, “antes que pensar las rutinas en términos de género, es importante centrarse en la necesidad de la piel de cada persona”.


La historia de Dadatina



Dadatina es Licenciada en Instrumentación Quirúrgica y cosmetóloga profesional, pero hace dos años que se transformó en una influencer que suma más de 450 mil seguidores en Instagram y más de 45 mil suscriptores en YouTube. Su carrera de redes comenzó con una serie de posteos en Twitter explicando los puntos clave de una rutina de skincare, y luego de viralizarse comenzó a incursionar en Instagram.

La intención de sus posteos, entre otras cuestiones, era brindar una oferta accesible para skincare. “Tenemos unos laboratorios espectaculares acá, que le hacen buena competencia a otros de Estados Unidos. Está buenísimo explorar la rama accesible, hay un montón de personas que reseñan los productos lujosos. Esto es una oportunidad para que la gente que cree que cuidarse la piel es un lujo también lo pueda hacer”, contó.

Lo más raro para Dadatina fue el reconocimiento de la gente. “Yo pasé casi todo mi crecimiento en redes en pandemia, encerrada. Entonces salir a la calle y que te reconozcan o pidan fotos es un flash. Me pasó que seguía yendo a mi trabajo en cirugías por ejemplo, y en un punto ya no me dio el tiempo. Ahí dije ‘bueno, hagamos una apuesta por esto, si me sale mal vuelvo’. Renuncié en diciembre más o menos, y ahora alquilo un monoambiente donde tengo mi oficina para grabar videos, podcasts, tener reuniones, hacer consultorías… Estoy súper contenta”, relató.


Con un promedio de ocho horas dedicadas a las redes, Dadatina hace videos con famosos y sigue sin poder creerlo: “Es un flash. Cuando la China Suárez me escribió para que hagamos un Twitch y hablemos de skincare casi me desmayo (risas). Hay un montón de celebridades que usan mis productos, me escriben y me dicen que les gustan… y no caigo, es una locura”.

A este trabajo, Dada suma las consultorías para marcas. “Empecé a hacerlas de onda, cuando algunas marcas me preguntaban, y junto con una amiga y colega decidimos poner un servicio de consultoría formal. Hoy nos dedicamos a eso: damos cursos, capacitaciones, másterclass, asesorías para marcas, farmacias y revendendores… Es el proyecto más grande que tengo este año, estoy muy contenta de que confíen en nuestra palabra”, explicó.

Para quienes quieran adquirir sus productos, pueden encontrarlos en acfmascaras.com o en Farmacity, Todo Moda, Simplicity y algunas farmacias barriales, están en todo el país. Por su parte, pueden seguirla en redes como @soydadatina en Instagram o Dadatina en YouTube.


Comentarios


Cuidarse la piel, un boom que es tendencia en las redes