Darín indaga sobre la muerte en “Truman”

Ricardo Darín protagoniza “Truman’’, filme del catalán Cesc Gay que fue aplaudido por la crítica del Festival San Sebastián. Antes de su estreno en Argentina habló con “Río Negro”.



#

ENTREVISTA

“Cada uno tiene una forma distinta de pararse no solo ante la muerte, sino también ante la vida”, dijo Ricardo Darín en la presentación de “Truman”, su última película, dirigida por el catalán Cesc Gay. Se estrenará en la Argentina esta semana, aunque antes de eso ya habrá pasado por los festivales de Toronto y de San Sebastián. Darín interpreta a Julián, un actor argentino que vive en Madrid, es separado y tiene un hijo que va a la universidad en Amsterdam. Pero, sobre todo, está acompañado por su perro, que se llama Truman, y por su prima Paula (Dolores Fonzi). El drama comienza cuando Julián se entera de que tiene un cáncer de pulmón fulminante. Tomás (el español Javier Cámara) es su mejor amigo, vive en Toronto y viaja a la capital española para estar con él. A partir de entonces se empieza a desarrollar la película, conmovedora, de tono íntimo y con alguna dosis de humor. “Creo que cada uno tiene distintas posibilidades de enfrentarse a su propia muerte y a la de sus seres queridos”, señaló Darín, que enseguida aclaró que la historia salió de la cabeza de Gay. El director catalán sufrió la muerte de un ser querido y fue escribiendo acerca de eso, hasta que se convirtió en esta película. “Es algo personal que le tocó vivir Cesc y trazó la película de esta forma. Nos encontramos y fuimos trabajando sobre el guión, siempre tratando de ser lo más sinceros posible con nuestros propios sentimientos. Creo que cada uno de nosotros tiene su manera de enfrentar la muerte y sería infantil creer que hay una sola manera”, dijo Darín, que consideró que hay historias como las de esta película que “tienen que ser contadas de alguna forma, más allá de cuál sea el resultado”. “Truman” plantea algunas preguntas: ¿una persona puede organizar su propia muerte? ¿Alguien necesita argumentos para seguir viviendo? ¿Hasta dónde las decisiones poco contemplativas hacia los demás que toma una persona pueden ser justas? Y, en vez de por qué a mí, ¿por qué no a mí? Darín remarcó que en todo momento intentaron ser cuidadosos y no herir. “Es una historia muy sincera y tratamos de llevarla adelante intentando eludir golpes bajos, aunque es muy difícil. Hay situaciones en las que, planeado o no, hay flechas que se te clavan en el pecho”, dijo. Consultado sobre la manera de pararse frente a la muerte, el actor señaló que lo que él admira es “la valentía, el coraje. Todos pasaremos por esa situación y algunos tendrán la oportunidad de ver pasar toda su vida antes del final, y otros no. Todo depende de cómo hayas vivido hasta entonces, más allá de las distintas creencias, que creo que son bálsamos que pueden ayudar a enfrentarlo de distintas maneras. Al final, creo que tiene que ver con quién sos, cómo caminaste hasta ahí y, supongo, con el amor que puedas tener como contexto alrededor tuyo”. El guión de “Truman” le gustó y lo “movilizó” a Darín. Entre otras cosas, destacó “la acidez” que eligió el director. “Durante el proceso de la película las cosas que me atraían también estaban relacionadas con algo personal y era con la relación con mi viejo, pero eso fue posterior a leer el guión”, dijo el actor, que a los 30 años sufrió la muerte de su padre por cáncer. Darín sostuvo que la película de alguna manera “intenta desacralizar” la muerte. En cuanto a las elecciones del protagonista y el desenlace de la película, el actor admite que “es muy polémico, es una decisión muy polémica pero también debemos ser muy respetuosos sobre las decisiones que cada uno tome con su vida. Cada uno debería tener derecho de lo que hace con su vida”. “La gran incógnita que nos queda es cuál va a ser la recepción del público”.

Juan Ignacio Pereyra

El filme cautivó a la crítica del Festival de Cine de San Sebastián este fin de semana.


Comentarios


Darín indaga sobre la muerte en “Truman”