De Santibañes tendría los días contados

El Frepaso condiciona cargos a la salida del jefe de la SIDE. Alfonsín y Jorge de la Rúa también quieren que se vaya. Aunque no hay una fecha, la renuncia sería un hecho.

Notas anteriores:

El país volvió a amanecer vertiginoso. El destino de la Alianza gobernante es muchísimo más precario de lo que los líderes de los dos partidos que la conforman se atreven a admitir.

El discurso del Frepaso fue claro: volvió a condicionar la permanencia de los suyos en el gobierno a la salida del gobierno del jefe de la SIDE. "El Frepaso está dispuesto a abandonar todos los espacios de poder que sean necesarios. La idea es no abandonarlos, pero en este marco no se puede", dijo a Alejandro Peyrou, diputado del Frepaso.

Esta decisión podría marcar la ruptura de la coalición y asestar un duro golpe a la gobernabilidad de De la Rúa, cuyo principal pilar ha sido la mayoría -de la que el Frepaso representa casi 50%- en la Cámara de Diputados

Aunque los dos socios de la Alianza -el Frepaso y la Unión Cívica Radical- mantienen tironeos desde hace tiempo, la renuncia el viernes del vicepresidente Carlos Alvarez puso en peligro la convivencia de las dos fuerzas.

Tras la dimisión de Alvarez, líder del Frepaso, la fuerza mantiene en el Poder Ejecutivo el Ministerio de Desarrollo Social y Medio Ambiente, comandado por Graciela Fernández Meijide, además de una decena de secretarías y subsecretarías. "Si De la Rúa confirma a De Santibañes y no hay ningún otro gesto del presidente de que quiere mantener la Alianza... Es decir, si elige a Santibañes antes que al Frepaso, la situación de Fernández Meijide en el gobierno va a ser muy difícil", explicó un diputado del Frepaso que prefirió el anonimato."De la Rúa mató al gobierno de coalición, y no tenía legitimidad para hacerlo, porque la gente había votado una Alianza", agregó.

Santibañes es amigo personal de De la Rúa y forma parte de un círculo íntimo que ejerce gran influencia sobre el mandatario, pero además es el destinatario directo de las acusaciones de Alvarez, no solamente por su presunta vinculación con el affaire del Senado sino por querer romper la Alianza para que la UCR cierre un pacto de gobernabilidad con el opositor Partido Justicialista (peronista).

El lunes por la noche, De la Rúa dijo en un popular programa televisivo de concursos telefónicos que Santibañes era "esencial" en su gobierno.

La salida de Alvarez también amenaza con dividir al bloque de legisladores de la Alianza en la Cámara Baja. Si los legisladores del Frepaso abandonan la coalición, la Alianza perdería el control de la Cámara de Diputados, que pasaría a la oposición, que ya controla el Senado.

Desde el gobierno presionan

Pero la nota del día no vino de parte de la gente del Frepaso. Algunos radicales- entre ellos Raúl Alfonsín- manifestaron que es necesaria la salida de De Santibañes para salvar a la Alianza. Pero hubo alguien más. Llamativamente fue el hermano del presidente quien se sumó a los reclamos por la renuncia del jefe de los espías.

Jorge de la Rúa, flamante Ministro de Justicia, se pronunció en favor de la pronta salida de De Santibañes, como una forma de evitarle "problemas políticos" al Gobierno y descomprimir la tensión al interior de la Alianza. "Pienso que, a veces, la evaluación la tiene que hacer el funcionario. Evaluar si le está provocando problemas políticos al presidente".

Sus declaraciones sorprendieron a propios y ajenos. El presidente, desde Formosa, no tuvo más remedio que poner entre paréntesis la presentación de su programa de lucha contra la aftosa, para referirse a la crisis política. Eludió referirse a De Santibañes "no quiero hablar del tema, los problemas de un país no pasan por la situación de una persona" y anunció al sucesor de Genoud, cargo que cayó en el misionero Mario Losada.

A lo largo del día varios asesores presidenciales aseguraron que la suerte del "Señor 5" está echada, aunque nadie se atrevió a fijar la fecha de su salida.

Es indudable que el país se encuentra ante un nuevo mapa político, donde las fronteras de los viejos partidos políticos, tal cual los conocemos hace 50 años, se desdibujan para trascenderse a sí mismos.

¿ Hacia dónde ? Esta es la historia que, probablemente, se esté escribiendo, una historia que empieza a hablar de otras afinidades. Los que podrían agruparse bajo la denominación de los más "neoliberales", y por el otro, los que creen que hay una alternativa al neoliberalismo. Pero mientras estas tormentas subterráneas arrecian, lo que se ve en la superficie es un interminable juego de ajedrez, donde cada jugador va haciendo su jugada mientras se suceden pérdidas de fichas.

La ficha codiciada del día volvió a ser De Santibañes, quizá un alfil del tablero presidencial. (AR, DyN, Infosic)

Presión radical

Jorge de la Rúa, el hermano del Presidente y flamante ministro de Justicia, y el titular de la UCR, Raúl Alfonsín, se sumaron ayer a los reclamos del Frepaso para que el secretario de Inteligencia del Estado, De Santibañes, se aleje del Gabinete.

"Hay muchos legisladores que consideran que es necesario que alguna persona dé un paso al costado", agregó ayer otro hombre representativo de la UCR, el titular del bloque del radicalismo Horacio Parnasetti.

El jefe de los espías prefirió hacer silencio de radio y ayer, mientras era cuestionado desde casi la totalidad de los sectores del radicalismo, estuvo todo el día en su búnker con otros funcionarios de inteligencia evaluando "la situación en Medio Oriente ", según informó una fuente oficial.

Los ofrecimientos

Si bien, la voluntad expresada por Alvarez en el sentido de sostener la Alianza coincide con la del presidente, la realidad es que la permanencia de Santibañes aparece como un fuerte condicionamiento para la incorporación de dirigentes del Frepaso a nuevas funciones gubernamentales.

Ayer trascendió que el gobierno habría ofrecido al Frepaso cinco cargos de segunda línea en distintos ministerios y secretarías para "equilibrar la presencia en el gobierno" de la coalición que lidera Alvarez. Los cargos que el gobierno le habría ofrecido ocupar al Frepaso serían el viceministerio del Interior, el de Justicia y de Trabajo; la subsecretaría General de la Presidencia y un lugar en la Jefatura de Gabinete de ministros, informaron las fuentes.

Mientras tanto Alvarez se instaló en la casa del Frente Grande, optó por el silencio y se limitó a mantener reuniones privadas con representantes del radicalismo como con dirigentes de su propia fuerza. A primera hora de la tarde llegaban al local partidario cajas con sus pertenencias del despacho en casa de gobierno y del Senado. (Télam)

En busca de un "pacto de gobernabilidad"

El ex presidente Raúl Alfonsín sostuvo anoche que notó una "actitud positiva" del renunciante vicepresidente, Carlos Alvarez, acerca de la posibilidad de presidir "algún organismo" de la Alianza y, además, destacó la necesidad de instrumentar "un pacto democrático" destinado a que "las dos cámaras (del Congreso) voten las leyes que el país necesita".

Alfonsín brindó una conferencia de prensa en la sede del Comité Nacional del radicalismo, junto al vicepresidente de la UCR, el gobernador chaqueño Angel Rozas, y el titular de la bancada de diputados radicales, Horacio Pernassetti, para ratificar la idea partidaria de "afianzar, profundizar y agrandar la Alianza".

El ex presidente de la Nación sostuvo que durante una charla telefónica que mantuvo, vio en Alvarez una "tendencia a aceptar" la presidencia del posible organismo aliancista. De todos modos, aclaró que el líder frepasista "pidió más plazo" y que ese eventual órgano "no cubra la acción de Gobierno".

En tanto, destacó la necesidad de un "pacto democrático que tenga como base la preservación de la Alianza, para que en las dos cámaras se voten las leyes que el país necesita".

El presidente de la Nación, desde Formosa habló en igual sentido, solicitando un "acuerdo de responsabilidad patriótica" para resolver los problemas del país y garantizar la "gobernabilidad" por encima de las diferencias partidarias.

Alfonsín enfatizó que su partido "apoya con fuerza y claridad al Gobierno de coalición del que forma parte", y se mostró "optimista en cuanto a que los problemas de la Alianza se resolverán con el tiempo".

A fin de descomprimir la situación de crisis con el Frepaso, no descartó que la UCR pida el "alejamiento" del titular de la SIDE , como también del operador Enrique Nosiglia de su puesto en el Comité Nacional partidario, cuya presencia origina "un cierto enfrentamiento" con Alvarez.

Por su parte, "Coti" Nosiglia aseguró que si Alvarez acepta integrar un organismo de la Alianza, él daría un paso al costado. (Infosic)


Comentarios


De Santibañes tendría los días contados