«Los planes nunca van a alcanzar, porque la inflación erosiona todo»

El economista Jorge Colina, presidente de Idesa, señala que si no se encara una reforma profunda del Estado y un plan integral que ordene la economía y frene la inflación, se consolida un “círculo vicioso” en el país.





El economista Jorge Colina, presidente de Idesa, usó esta semana una imagen muy potente para resumir la situación social en Argentina. “La gente antes iba a la Basílica de Luján a pedir trabajo. Ahora va la catedral de la asistencia social (el ministerio de Desarrollo Social) a pedir planes. No le queda otra”, escribió. Agregó que si no se encara una reforma profunda del Estado y un plan integral contra la inflación, se consolida un “círculo vicioso” que seguirá repitiéndose en el país.

Pregunta: Esta semana se habló mucho de que, a causa de la aceleración de la inflación, hay trabajadores formales que terminan en la pobreza.

Respuesta: El deterioro se produce por la aceleración de la inflación y el estancamiento económico. Cuando la economía se estanca, el salario no crece y como la inflación se acelera deteriora el salario real. Subieron tanto los precios de la canasta básica que mide la pobreza, que si en una familia tipo un integrante tiene un salario mediano de la economía formal (es decir la persona que está en el punto medio de distribución del salarios, que es 90 mil pesos) no pueden salir de la pobreza si no trabajan los dos adultos del hogar.

P: ¿Porqué Argentina no crece?

R: Entre 2004 y 2012 Argentina crece por una situación excepcional, China compró mucho de lo que producimos y entonces crecían los precios y la cantidad de nuestras exportaciones. Esa dinámica se frenó en 2012, China empezó a crecer normalmente y se estancaron nuestras exportaciones. No crece la producción de bienes y servicios, pero hay cada vez más gente que los demanda. La misma cantidad de bienes, para más personas significa menor capacidad de consumo y eso se refleja en la inflación. Los bienes crecen de precio porque hay más gente que los demanda, eso se refleja en menos salario real, se puede comprar menos.

P: ¿A nuestros vecinos les ha ido mejor en el combate a la pobreza?

R: Sí, les ha ido mucho mejor. En 2006, Argentina tenia 32 % de pobres algo muy similar a Chile y Uruguay. Hoy ellos tienen cerca de un 10-15 % de pobres y Argentina superó el 40%. El tema es que ellos no tuvieron inflación y generaron condiciones para que lleguen inversiones y con ello creció la economía. Al crecer la economía sin inflación, crece el salario real, la gente tiene más capacidad de compra y ahorro y sale de la pobreza.

P: ¿Cuáles son los factores que alimentan la inflación en el país?

R: Sobre todo, la irresponsabilidad fiscal de tener un gasto muy por encima de los ingresos . Eso hay que financiarlo con emisión o con deuda pública y ambas decisiones terminan haciendo caer la inversiones, estancando la economía y generando inflación. Los políticos debieran tener la responsabilidad de decir cuales son las alternativas y cuál es la agenda para bajar el déficit. Pero en lugar de eso lo único que hacen es prometer cosas que siguen aumentando el gasto para ganar elecciones, ese es el problema en Argentina.

P: ¿Cómo debería bajarse el gasto? ¿Hay que juntar a todos los sectores y acordar salarios y precios?

R: Eso no sirve para nada, ya ha quedado demostrado en los últimos 60 años, es para la tribuna. Son medidas de corto, mediano y largo plazo. En el corto plazo, sacar los subsidios a la energía y dejarlos solo a la gente humilde que no puede pagar. En el mediano plazo, reordenar el Estado, hoy hay mucho gasto público superpuesto entre Nación, provincias y municipios: todos quieren hacer todo, no hacen nada bien y hay un enorme derroche de recursos públicos. En el largo plazo hay que modificar el sistema previsional para que el gasto en este sector no siga creciendo. Ahora quieren prorrogar las jubilaciones sin aportes, cuando eso se debiera ir cerrando, terminar los regímenes especiales, que pagan altos montos a gente que aporta menos y se retira antes.

P: ¿No es contradictorio que pese a la baja de los índices de desocupación, no descienda la pobreza?

R: No hay contradicción, la tasa de desempleo mide la gente que está buscando trabajo y no lo consigue. En Argentina hay mucha gente en edad de trabajar y sin empleo, pero que no busca trabajo. Los famosos jóvenes “ni -ni” que no estudian ni trabajan, mujeres que se desempeñan en sus casas, en tareas de cuidados. La tasa de inactividad laboral en Argentina es muy alta. Hay casi 5 millones de personas en edad de trabajar que no buscan trabajo.

P: Esta semana vimos una marcha federal en reclamo de em pleo y más planes sociales, que el gobierno quiere ir eliminando…

R: Es un círculo vicioso: hay cada vez más gasto público, que genera más déficit fiscal, que impulsa la inflación y hace bajar los ingresos. La gente pide más planes y el gobierno se los da, aumentando el gasto. Les van a dar más planes, pero nunca va a alcanzar , porque la inflación erosiona todo, hay que ordenar integralmente la economía y para eso no se ve un plan del Gobierno hoy.

P: ¿Se puede hoy pasar de los planes sociales a empleo genuino?

R: No, no es posible en el marco actual, porque en Argentina dar trabajo en blanco es muy costoso, hay que respetar convenios colectivos que fueron firmados en los años 70 y 80, para otra realidad laboral. Están desactualizados, tienen niveles salariales inaccesibles para las pymes y las economías regionales. Además deben pagar un 50% de cargas sociales por encima del salario, y luego si hay desvinculación le sale carísimo al empleador, entonces todo este combo desalienta a cualquiera a tomar nuevos trabajadores. En Argentina hace diez años que no crece el empleo privado en blanco. Si no hay trabajo para la gente educada, con experiencia, menos habrá para la gente con planes sociales. Hay que modernizar las instituciones laborales, de otro modo no habrá crecimiento del empleo de calidad.

P: ¿Qué otras reformas ve necesarias?

R: Desde lo educativo hay un problema, la mitad de los chicos no terminan la secundaria, así es imposible dejar la informalidad o los planes, porque no tienen alternativas. Si no hay mejor educación, reconvertir los planes es imposible. Es una suma de reformas: educativa, laboral, modernizar el Estado, energética, del comercio exterior, mejores leyes de inversión, otra política cambiaria para quitar los cepos… No se puede quedar corto en la agenda de reformas, y los consensos se logran cuando la gente toma conciencia de la gravedad del problema. El año que viene será peor, porque es un año electoral, si no se hace nada ahora por frenar la inflación irá escalando. Este año terminamos con el 70-80% y si seguimos así, el que viene superamos el 100%. Los políticos siguen diciendo que no hay que tomar medidas, pero nos estamos hundiendo…


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«Los planes nunca van a alcanzar, porque la inflación erosiona todo»