"Debieran ser nuestros empleados"




Permítanme publicar mi opinión respecto a la solicitud del Poder Judicial del 15%, ayer el 82%, etcétera, y los términos utilizados por Soria cuando se refiere a ese poder. ¿Cuánto nos cuesta mantener los tres poderes del Estado a los rionegrinos? Si sólo se puede ver el reclamo del Judicial que habla de casi 260 millones, entre el Legislativo y el Ejecutivo -perdón si digo una gansada-, ¿superarán los tres 500 millones? ¿Y cuánto hacen estos tres poderes por los rionegrinos?

Si miramos la situación actual de la provincia y sus instituciones, aunque sean las de sus necesidades básicas, hospitales con falencias de todo tipo por falta de recursos económicos, la educación que no cumple ni tan siquiera con los 180 días de clase dispuestos por ley, con la institución policial que reclama no tener a veces ni para el combustible o que los policías deben comprarse hasta las balas para sus armas reglamentarias, la infraestructura general de la provincia no sólo paralizada sino hasta en retroceso, ni hablar del abandono de la producción, las industrias, etcétera... Ante tanta oscuridad nos preguntamos si tiene algún sentido pagar semejante costo para mantener ¿qué?

Se entiende que los ciudadanos comunes formamos parte del Estado provincial, ¿cuál es la parte que nos toca? ¿La miseria, la impunidad, el no cumplimiento de la Constitución y mucho menos de las leyes? Mientras tanto ellos, los que en la práctica se entiende que deberían ser nuestros empleados, nuestros representantes, son los únicos que a través del reparto de la torta viven la gran fiesta.

Personalmente creo que, mientras nos sigan gobernando abogados que eligen la carrera política en vez del estudio jurídico para el cual, en la mayoría de los casos, todos los ciudadanos les hemos pagado sus estudios en la educación pública, todo este desastre nunca se va corregir. Y cuando uno ve que alguien que aspira a ser gobernador y a su vez es abogado -sería el quinto consecutivo- y públicamente trata de sinvergüenza, de encubridor de la corrupción a uno de los más importantes poderes de nuestro Estado, "la Justicia", además de estar en el horno, sólo da para pensar que, si por casualidad le tocara, es simplemente un preaviso de que vayan preparando sus maletas en busca seguramente de jueces afines, que es lo que nos pasa cada vez que hay cambio de gobernador.

Rubén Ali Yauhar

DNI 8.211.757 - Los Menucos


Comentarios


"Debieran ser nuestros empleados"