Dejan cesante a policía que colaboró con jueza

Se trata del oficial principal Gabriel Ormeño. La plana mayor de la fuerza le imputa no haber acatado un traslado cuando investigaba un caso de trata de personas.





VIEDMA (AV).- El oficial principal Gabriel Ormeño fue cesanteado por el voto unánime de la plana mayor de la Policía de Río Negro. Le imputan no haber acatado su traslado a Bariloche en momentos en que se encontraba a disposición de la jueza de Instrucción de Choele Choel, Marisa Bosco, en la investigación del delito de la presunta trata de personas en esa localidad, causa que se desprendió del expediente del homicidio de la joven Otoño Uriarte.

En esta investigación por la presunta trata de personas estarían incluidos varios jefes policiales.

Ayer se realizó la reunión de la plana mayor para analizar este sumario y se dispuso su cesantía sin hacer lugar a ninguno de los planteos formulados por Juan Carlos Chirinos en su calidad de defensor del oficial principal.

Entre otras cosas el abogado planteó como cuestión previa la presunta imparcialidad en la que habría incurrido el jefe de la Policía, Víctor Cufré, quien habría formulado declaraciones televisivas adelantando opinión sobre el tema.

La reunión de la plana mayor, presidida por el subjefe Jorge Villanova e integrada por los directores de la Jefatura, se habría expedido rápidamente sin hacer lugar a ninguno de los planteos defensistas.

Cabe recordar que esta resolución de cesantía debe ser ahora analizada por el jefe de la Policía, quien debe confirmar o no esta resolución y luego elevarla al Ejecutivo, porque es el gobernador de la provincia quien, en estos casos, tiene la última palabra.

El jefe policial ejerce en estos sumarios administrativos la función de una especie de juez, razón por la cual Chirinos planteó la imparcialidad de sus supuestas declaraciones televisivas que pidió fueran pedidas las copias pero la plana mayor directamente ni siquiera contempló esa posibilidad sino que directamente rechazó esa cuestión previa.

Para el defensor no hubo desobediencia

En la audiencia de ayer el abogado defensor también planteó que la Policía y en este caso específico Ormeño, tiene la obligación de obedecer a la jueza por ser esta fuerza auxiliar de la Justicia y aseguró que el oficial principal no incurrió en una desobediencia.

Fundamentó también que la Policía sabía de la tarea que la jueza Bosco le había encomendado a Ormeño porque la magistrada había notificado debidamente a la Jefatura sobre tal situación y si se estaba en desacuerdo debieron, en su momento, denunciar el tema al ministerio de Gobierno.

Además de este sumario y de otros dos iniciados contra Ormeño, la Jefatura dispuso desde hace meses no pagarle ni siquiera el salario familiar.

Según estimaciones el jefe de la Policía firmaría en un breve lapso la resolución para dar traslado del tema al gobernador Saiz, quien le pondrá la firma a la disposición final a través de un decreto refrendado por el ministro de Gobierno, José Luis Rodríguez.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Dejan cesante a policía que colaboró con jueza