Delia Paglialunga de Ortega, maestra normal de gran compromiso


Fue una figura clave en la organización de los primeros tiempos del Colegio Don Bosco, al cual le dedicó más de 25 años de fructífera labor educativa.


Delia era hija de Luis Paglialunga y Elena Tersilli, oriundos de Fermo, ciudad en el centro de Italia. Vivieron en cercanías a Bahía Blanca, y se afincaron en Roca y Stefenelli. Se dedicaron a la vinicultura: plantaron las primeras viñas de Canale.

En 1922 crearon la bodega de la familia, pero con la crisis del 30 la cerraron. Llegaron a Centenario y luego Neuquén con sus nueve hijos: Fernando, José, que falleció a los 42 años, Adelina, Enrique, Victoria, Carlota, Delia, Ema y Luis. Delia conoció a José Macario Ortega, maestro de castellano, que la incentivó en la docencia. José era hijo de María Fernández, española nativa de Asturias y de Julián Ortega, español de Oviedo, que en 1925 habían llegado a Neuquén con sus hijos: Julián, sacerdote; José Macario, maestro (organizador del Colegio Don Bosco); María Amelia, Maruca, maestra; Eduardo, médico y Luis Roberto, abogado.

José y Julián estudiaron para sacerdotes en Fortín Mercedes con los salesianos, pero José, en el transcurso de sus estudios, se dio cuenta de que su verdadera profesión era la docencia. Conoció a Delia y en 1942 se casaron. Se fueron a vivir a Covunco para dedicarse a la enseñanza en la escuela La Patagonia. Recuerda su hija “Mi mamá cocinaba para los 10 alumnos que tenía mi papá en Paso de los Indios y cada 15 días tenían que ir a caballo, cruzar un arroyo que a veces estaba muy alto y con mucha corriente para poder ir a comprar la comida. Estuvieron allí un tiempo hasta que se fueron a Centenario porque mi papá daba clases en la escuela 109; también participó en la creación de la escuela Ceferino Namuncurá en la Sirena. En 1953 llegaron a Neuquén para quedarse definitivamente: mi papá daba clases de castellano y religión a la noche en la Cárcel U9”.

Delia se recibió de maestra en la Escuela San Martín y comenzó a trabajar en la Escuela 125. Cuando la nombraron, renunció a su cargo para ir a trabajar en el colegio salesiano mencionado: fue una de las maestras fundadoras y se dedicó a la enseñanza de primero inferior junto a su esposo y los sacerdotes Juan Gregui y Rafael Picardi. El Director era el Padre Juan Gregui; el vicedirector, Padre Rafael Piccardi. Los maestros fundadores fueron: Delia Paglialunga de Ortega, Iris Velazco, Amalia S. de Mones Ruiz, Ana C. Jurado, Olga Rodríguez Segat, Lidia R. de Hunicken, Rubén Gennari, Juan San Sebastián, Luis A. Hunicken, José Macario Ortega, Hugo Richard.

Delia le dedicó más de 25 años al colegio: fue vicedirectora cuando estaban el Padre Lorenzo García y luego Rafael Ruiz. Se jubiló en 1990, su hija María José cursaba cuarto grado y fue la primera mujer con un cargo directivo. Jubilada, siguió dedicándose a su querido colegio prestándose para contar los comienzos del colegio: por ejemplo, en las Bodas de Oro junto a ex alumnos, entre ellos Luis Paglialunga hijo, su sobrino y alumno fundador.

En 2016 llegó su tan esperada nieta Eylem Elena Temi Paglialunga, fruto de la relación de María José y Agustín Temi, que espera seguir los pasos de su abuela en el querido colegio Don Bosco. “Estando en la dirección del colegio, cada año para su cumpleaños recibíamos a todas las maestras en mi casa porque venían a saludarla y se hacía una enorme mesa de té. Muy grande era el afecto hacia mi mamá, cómo la respetaban, admiraban y el cariño infinito que le demostraban, no muy cotidiano de ver. Fue muy querida por todos sus alumnos, pares, familia, vecinos, etc. Hasta el día de hoy siempre me cruzo a alguien que tiene sus mejores recuerdos y hasta algunos todavía la siguen llamando mi segunda mamá”, evoca orgullosa María José. En el día del maestro homenajeo a Delia y a todos los maestros que dejaron a través de sus clases huellas de profunda vocación educativa.


Comentarios


Delia Paglialunga de Ortega, maestra normal de gran compromiso