Desaparecidos del 2020

Viedma

En el año 1975, en plena democracia, la señora Presidenta de la Nación María Estela de Perón, junto con la aprobación de los dos poderes restantes del Estado, redactó los siguientes decretos (Números. 261/75, 2770/75, 2771/75 Y 2772/75) titulados de aniquilamiento del accionar subversivo.

También acompañaron a la Presidenta con su firma, los siguientes Ministros: Luder, Aráuz Castex, Vottero, Emery, Ruckauf, Cafiero y Robledo.
Todos sabemos las nefastas consecuencias, para todos los argentinos, que generaron estos equivocados decretos. Lo más llamativo es que el Poder Judicial no los haya declarado inconstitucionales ya que ordenaban el asesinato de personas y sus posteriores desapariciones.


En estos días, en el Congreso Nacional, se está tratando la Ley del Aborto. Si se la sanciona favorablemente, a mi entender, se repite nuevamente el gran error de la señora de Perón y estoy seguro de que el Poder Judicial mirará nuevamente hacia el otro lado.


Los nuevos desaparecidos serán inocentes asesinados en un quirófano y no en una sala de torturas; sus restos serán llevados al horno crematorio que hay en cada hospital, sus cuerpos se transformarán en humo y desaparecerán como sus compatriotas y ni siquiera tendrán una tumba que diga “N.N”. Si esto no es un macabro asesinato con la aprobación del Estado, ¿cómo lo podemos definir?


Lo más llamativo, es que la mayoría de los políticos que están de acuerdo con esta decisión son descendientes de aquellos desaparecidos y no se dan cuenta o no lo quieren admitir que ellos con esas inocentes personas por engendrarse y no deseadas, están haciendo lo mismo que hicieron con sus padres, madres, hermanos, en los años setenta. ¡¿Cómo una Ley puede decidir quién vive o muere en la Argentina?! ¡¿Otra vez?!


Espero que los que estén dispuestos a sancionar esta ley, de los nuevos desaparecidos, recapaciten antes de pulsar el botón; que la ideología y el adoctrinamiento no sean los mismos que instituyeron en los años 70 y que generaron una guerra sin cuartel donde murieron miles de inocentes, como los niños que aún no han nacido y ya están, condenados a muerte.

Humberto Gustavo Zappalá
DNI 11.372.473


Comentarios


Desaparecidos del 2020