Desapareció un comerciante cipoleño

El misterio rodea el caso. Nada se sabe de él desde el mediodía del miércoles.



CIPOLLETTI (AC).- Un gran misterio hay detrás de la desaparición del comerciante cipoleño César Daniel Galzenati (47), quien fue visto por última vez en la mañana del miércoles en su Fiat Duna. Hasta anoche la policía no tenía pistas firmes para dar con el paradero de este hombre, padre de cuatro hijos.

“Nunca antes había pasado una cosa así”, aseguró ayer su esposa, Marta Rosa Teijo.

Las hipótesis son variadas porque aún no hay datos certeros que permitan armar una única línea de investigación. Llama la atención la ausencia de Galzenati justo en un momento especial para la familia, puesto que anoche se realizaba la fiesta de egresado de uno de sus hijos.

Precisamente en la noche del martes, en su casa, César Daniel Galzenati estuvo junto a un grupo de padres haciendo algunos preparativos para el festejo, que finalmente se frustró para la familia.

Según se supo, el miércoles a las 8 de la mañana, el comerciante llevó a su esposa, que es docente, a la escuela donde trabaja y luego concurrió a su local, ubicado en la calle España 153, en el centro de Cipolletti. A las 9,15 aproximadamente regresó a su domicilio, ubicado en la calle Río Santiago 235, buscó a uno de sus hijos, y juntos fueron a la terminal a esperar a su suegra, que llegaba en micro desde Buenos Aires.

“Pasó por el negocio para que mi hermana saludara a mi mamá que recién llegaba y los trajo acá (a su casa) y se fue”, contó su mujer.

A las 10,30 fue la última vez que lo vieron. Saben que a las 12 llamó a una persona que también estaba en la organización de la fiesta de egresados para ultimar algunos detalles. Esto es lo único confirmado que se tiene hasta el momento.

Sin embargo, surgió un dato a partir del testimonio de una persona que dijo haberlo visto “a la hora del partido (Boca-Independiente) bajando unas cajas frente al negocio”, pero a la familia le parece extraña esta situación “porque él no tenía cajas para bajar”. Estiman que tal vez se confundieron.

Galzenati es propietario del comercio “Dynamic Copies”, dedicado a diseño gráfico, arquitectura, planos, copias, ploteos y librería comercial.

Teijo aseguró que no tienen ninguna sospecha de qué pudo haber sucedido. “Las hipótesis que se manejan son muchas. Que se fue agobiado por problemas económicos, o como tuvo que ir al banco, que lo hayan visto en el cajero y lo hayan apurado”, dijo. Pero se confirmó luego que no concurrió al banco en el que operaba habitualmente.

Galzenati llevaba su teléfono celular, que está apagado.

Al principio los familiares descartaban que se pudiera haber ido por problemas familiares o de dinero. “Problemas económicos tenemos como todos”, explicó Teijo. Pero ayer por la tarde, a partir de comentarios de gente que se fue acercando, su mujer se enteró que las cuestiones económicas “le preocupaban”.

Los familiares realizaron la denuncia a la policía en la noche del miércoles y desde entonces se están haciendo rastrillajes terrestres y aéreos por distintos lugares de la zona, incluyendo el río y el sector de bardas.

También se hicieron contactos con los balseros de la Isla Jordán y Las Perlas, quienes les confirmaron a “Río Negro” que si bien tuvieron un gran movimiento el miércoles “no detectaron nada que les llamara la atención”.

Galzenati -quien tiene cuatro hijos varones de 21, 19, 13 y 11 años- salió con su Fiat Duna, patente VUV 616. El vehículo es de color blanco, con franjas negras en ambos laterales. Tiene el guardabarros delantero izquierdo con una mancha de óxido y le falta el espejo retrovisor derecho.

La investigación está en manos del juez Juan Torres, a cargo del Juzgado de Instrucción 8, de Roca.

Un hombre robusto

César Daniel Galzenati tiene 47 años, mide 1,75 m de estatura, es de contextura física robusta, cabellos canos lacios y ojos color verde claro.

Cuando se ausentó, aproximadamente a las 10,30, vestía un jeans color celeste gastado, una camisa escocesa manga corta color azul y zapatos marrones. La Comisaría Cuarta, que ya inició actuaciones judiciales por “presunta desaparición de persona”, solicitó que cualquier información sobre el paradero de este hombre se comunique a los teléfonos 4776201 ó 4776203 de Cipolletti o bien a la unidad policial más cercana. (AC)


Comentarios


Desapareció un comerciante cipoleño