Desocupados de Rincón cortaron ingresos a yacimientos y tomaron una base

Son cerca de 20 desocupados que fueron desvinculados en abril cuando terminó su contrato. Reclaman puestos de trabajo y aseguran que la empresa “trae gente de otras localidades”.




Un grupo se quedó en la base de Puesto Hernández y el resto se dividió entre Chihuido de la Sierra Negra, Lomita y Pata Mora. (foto: gentileza)

Un grupo se quedó en la base de Puesto Hernández y el resto se dividió entre Chihuido de la Sierra Negra, Lomita y Pata Mora. (foto: gentileza)

Esta mañana un grupo de 20 desocupados, excontratados de la empresa de servicios Pecom, se autoconvocaron y tomaron una base de la firma en Rincón de los Sauces y bloquearon el ingreso a otros 3 bloques de la Cuenca Neuquina. Reclaman la restitución de sus puestos de trabajo y aseguran que la empresa los reemplazó “con gente de otras localidades”.

Reclamamos puestos de trabajo, porque sigue ingresando gente de afuera que la traen y la llevan en el día a trabajar a Rincón, la traen de afuera, cumplen el horario de trabajo y se vuelven a sus lugares de origen”, le dijo Carlos, el vocero del grupo que pidió que se mantenga su apellido en reserva.

La base que tomaron está en Puesto Hernández, solo permiten que ingresen el resto de los trabajadores para que puedan marcar el ingreso, pero no los dejan salir al campo. Lo mismo hicieron con una base en Pata Mora y además cortaron los ingresos a los bloques de Chihuido de la Sierra Negra y Lomita. Todas áreas orientadas a los hidrocarburos convencionales.

“Salió un gerente de Pecom a hablar con nosotros y nos dijo que nos iban a dar una mano e intentar hacer lo que más pueda. Sabemos que hay trabajos que se están haciendo y hay más por hacer todavía”, sostuvo.

Todos pertenecían al sector de cañerías de Pecom y fueron desvinculados el 30 de abril cuando se terminó su contrato, en plena pandemia del coronavirus. Se trata de los mismos desocupados que realizaron cortes en la Ruta 6 y 5 de Rincón de los Sauces al cierre del mes pasado.

Cuando cortamos la ruta el sindicato nos dijo que esperemos a que termine la conciliación obligatoria que se iba a empezar a reactivar esto y nos iban a dar una mano e intentar reubicarnos. Esto se está reactivando de a poco, pero seguimos con el mismo problema que siguen trayendo gente de afuera y a este ritmo parece difícil”, agregó la fuente.

Lo cierto es que laa conciliación obligatoria ya terminó y el gremio de Petroleros Privados que lidera Guillermo Pereyra acordó hace menos de una semana el nuevo esquema laboral, la paritaria 2019 y la del año vigente.

Los involucrados en las medidas de fuerza, aseguraron que permanecerán hasta que la policía los desaloje y, de no encontrar una solución, es probable que mañana vuelvan a retomar las medidas.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


Desocupados de Rincón cortaron ingresos a yacimientos y tomaron una base