Después de 45 años, ampliarán el centro de salud de Sapere

Se lo habilitó para una población de 500 vecinos y hoy atiende a 8.000. Se prevé que se habilitarán consultorios y sanitarios.



En los pequeños pasillos del centro de salud del barrio Sapere se respiran aires de alivio, porque tras unos 20 años de reclamos el edificio recibió el visto bueno para su ampliación.

El director del establecimiento, Rodolfo Ocampos, indicó que ya se licitó su ampliación y aunque no cuentan con el detalle preciso de la obra, manifestó su conformidad.

“Esto es fruto del compromiso que tiene el personal del centro de salud con la comunidad, de salir invictos de las adversidades por la falta de apoyo de los organismos superiores y de los distintos problemas que surgen. A veces el servicio se resiente pero nunca cerramos el lugar, en pocos años hemos duplicado la atención, tenemos un promedio entre 12.000 y 13.000 consultas por año”, explicó Ocampos.

“El plan de refacción incluiría un nuevo consultorio, ampliar la cocina y un nuevo sanitario. Es un compromiso con el barrio”.

Rodolfo Ocampos es el director del centro.

Se trata de un antiguo edificio que se ubica en la calle Carmen de Patagones al 550 del barrio, es una vieja casa que fue adaptada como centro de salud hace 45 años, cuando atendía una población de 500 personas en el barrio. Hoy en el lugar trabajan 16 profesionales de la salud que prestan servicio a una población cercana a las 8.000 personas, la mayoría son ancianos.

El crecimiento de la demanda hizo que poco a poco el edificio vaya quedando obsoleto por la falta de espacios, había conflictos con los consultorios que eran muy pequeños, al igual que la cocina y la presencia de un único baño. Por ese motivo, varias gestiones de los directores que pasaron por el lugar elaboraron proyectos para su ampliación sin lograr el aval del gobierno.

Explicó que en la actualidad los principales inconvenientes del edificio tienen que ver con los espacios reducidos, uno de los ejemplos “es el consultorio de odontología que tiene el esterilizador dentro de la sala, es peligroso para cualquier paciente, porque levanta altas temperaturas. También tenemos problemas con la electricidad, se nos han electrificado paredes”.

Ocampos explicó que si bien no tiene detalles de la obra que se va a realizar, ni los montos que se van a invertir, detalló que “a través de la vecinal supimos que el gobierno provincial ya licitó la obra y que fue adjudicada. Ayer -por el jueves- ya vinieron los arquitectos y estuvieron inspeccionando el edificio. Para nosotros es un reconocimiento”, manifestó.


Temas

Salud

Comentarios


Después de 45 años, ampliarán el centro de salud de Sapere