Detalles únicos para formar parte del paisaje

Lograr que una construcción sea parte de la naturaleza no es tarea fácil. Pero conseguir que la misma sea un elemento más del entorno es un logro admirable. En esta edición te mostramos uno de tantos ejemplos. Una vivienda hecha a los pies de la cordillera en Bariloche.

La casa está construida sobre un lote de 3.500 metros cuadrados, ubicado en la ladera del cerro Otto, con vistas panorámicas hacia el lago Gutiérrez.

El sitio es un bosque de coihues de gran belleza. Desde el principio, se buscó la forma de intervenir el lugar con el mayor respeto posible.

Un dato no menor fue el hecho de que la calle de acceso pasaba por la parte superior del terreno, motivo por el cual lo que se construyera sería visto desde arriba.

Se trató de hacer un diseño que tuviera algún diálogo con el entorno.

Fue así que surgió la idea de hacer un gran plano inclinado que, naciendo en la ladera de la montaña, se proyectara en contrapendiente hacia el lago. Ese plano debía estar plantado para reponer, de alguna manera, la vegetación que se perdería con la implantación de la casa. La intención era mantener la plantación del techo totalmente silvestre para que se asemeje al bosque que la rodea.

El programa se desarrolló en dos niveles

En la planta baja de la vivienda se ubicó el estar de doble altura, el comedor, el dormitorio de huéspedes, la cocina, el lavadero, las dependencias de servicio y el garaje.

La planta alta se dividió en tres sectores:

• En un extremo se encuentra el dormitorio principal y, en el otro, los dormitorios de los hijos. Entre ambos hay un estar íntimo que balconea sobre el amplio living.

• La cara orientada hacia el sudoeste, que es la de mayor altura, tiene gran parte de su superficie vidriada, permitiendo que los locales principales tengan vista hacia el lago.

• La recepción se expande hacia el jardín con terrazas de piedra y un deck de madera.

La pendiente de la cubierta genera la envolvente perfecta para introducir la casa al paisaje.

Los materiales

La estructura resistente es antisísmica de hormigón armado, y la estructura de la cubierta es de madera.

Los muros son de bloques cerámicos y están revestidos con tablas de pino en el exterior y de ciprés en el interior.

En cuanto a la elección de la madera como material para revestimientos, deck y la estructura de la cubierta, resultó natural ya que es un material local autóctono.

Su tratamiento en el exterior se hizo con cetol. Los muretes exteriores y las chimeneas están revestidos en piedra de la zona.

En el interior, la madera se convierte en el alma de una espacialidad soñada.

Ficha técnica

Autores: Ignacio Ramos y Juan Ignacio Ramos

Ubicación: San Carlos de Bariloche, Río Negro

Superficie: 3.500 m²

Construida: 420 m²

Año: finalización 2010

Fotografía: Eduardo Torres e Ignacio Ramos

Detalles de madera: el revestimiento interior y exterior, estructura de cubierta y deck exterior fueron realizados en pino león certificado. El tratamiento de protección exterior se hizo con cetol classic, brillo satinado, color natural.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora