Día Mundial de los Animales, que no se extinga el querer protegerlos

La concientización ciudadana y el compromiso de las instituciones puede frenar el preocupante proceso de extinción y maltrato de especies provocado por los humanos.



Si realmente se aplicara un censo para todo tipo de especies animales, ¿cuántas creen que existen en la Tierra? Según algunos expertos apuntan que, sin contar los microorganismos, en los últimos 253 años -desde que se inició el sistema de catalogación ideado por Carl Linnaeus- han sido descritas casi 1,3 millones de especies diferentes de animales.

Esta cifra quedaría ampliamente superada si se confirman los cálculos presentados en 2011 por los responsables del Census of Marine Life, que apuntaban que en total podrían haber en nuestro planeta 7,77 millones de especies de animales.

De todas formas la cifra real seguirá siendo un misterio aun -debido a la complejidad del objetivo-, pero en todo caso lo importante es que la diversidad biológica en forma de animales de todo tipo es una de las riquezas más importantes del planeta. Una riqueza que, sin duda, los humanos -como parte del propio reino animal- debemos contribuir a conservar.

La parte negativa de esta realidad es que nosotros -los humanos- nos hemos convertido en la principal amenaza para miles de otras especies de animales, acelerando la tasa de extinción unas mil veces por encima de lo que ha sido natural antes de la aparición y expansión de nuestra especie.

Por qué la celebración cada 4 de octubre

En el año 1931, precisamente el 4 de octubre, fue declarado Día Mundial de los Animales por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en un congreso celebrado en Florencia, Italia. El objetivo principal era generar una solución al problema de las especies en peligro de extinción.

El principal propósito es recordar la importancia de la conservación de las especies animales en el planeta. La Declaración Universal de Derechos del Animal, fue proclamada el 15 de octubre de 1978 y aprobada por la Organización de la Naciones Unidas. Esta declaración establece que todo animal posee derechos y señala que el desconocimiento y desprecio de esos derechos han conducido y siguen conduciendo al hombre a cometer crímenes contra la naturaleza y contra los animales.

San Francisco de Asis, patrono de los animales

Este monje que vestía sandalias y una túnica marrón tenía la capacidad de comunicarse con los animales. Esa es la afirmación que hacen de él los relatos sobre su vida que también aseguran que "fue la primera persona capaz de concebirse a sí mismo en relación con las demás especies de la Tierra”, a las que consideraba ‘criaturas de Dios’”. En 1980, el papa Juan Pablo II lo declaró Patrono de los animales y de los ecologistas.


Comentarios


Día Mundial de los Animales, que no se extinga el querer protegerlos