Doble custodia y visitas para Bernardi en el Lavalle, en Viedma

Quedó detenido en el destacamento de Bomberos. Previo al arresto, el ministro Pérez Estevan verificó el lugar.



#

El juez detenido pasa las horas en una habitación con una ventana enrejada. Comparte el baño con los bomberos y puede salir al predio.

CORRUPCIÓN DE MENORES

VIEDMA (AV).- El camarista suspendido Juan Bernardi está detenido desde el lunes por la tarde en el Destacamento de Bomberos del Barrio Lavalle, donde permanece con custodia policial por orden del juez Favio Igoldi, quien lo procesó con prisión preventiva como presunto autor del delito de corrupción de menores.

El juez imputado pasa las horas en una pequeña habitación con rejas ubicada a un lado de la oficina de recepción del pequeño cuartel, de la que debe salir para ir al baño, que también es de uso del personal de Bomberos que trabaja en el lugar. La custodia está conformada por un efectivo del Servicio Penitenciario, otro de la Policía de Río Negro, y es reforzada por los propios uniformados que cumplen tareas en el cuartel.

Las instalaciones fueron recorridas el domingo por el ministro de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estevan, quien previendo que el Consejo de la Magistratura pudiera disponer el desafuero del camarista buscó un sitio adecuado para resguardar la integridad del imputado, considerando su condición de juez, ante la eventual detención.

“El Servicio Penitenciario Provincial debía otorgarle un lugar ajeno a la cárcel pero que a la vez estuviera en la circunscripción del Juzgado, porque no está condenado sino procesado y está a disposición del juez interviniente”, explicó el ministro a “Río Negro”.

El funcionario negó haber acompañado a Bernardi al lugar de detención y dijo que sólo fue el día anterior a verificar el lugar. Indicó que el acusado llegó a la Regional Primera de Viedma a ponerse a disposición del Juzgado y desde allí fue llevado a la Comisaría Primera, desde donde se lo trasladó poco después al Destacamento del Barrio Lavalle.

Allí Bernardi tiene la posibilidad de salir con vigilancia de la pequeña edificación, puede recibir visitas en horarios previstos y permanece todo el tiempo custodiado. “Es el mismo régimen que cualquier otro en el Servicio Penitenciario”, dijo Pérez Estevan, quien admitió que había “dos o tres lugares posibles” que se le sugirieron a Igoldi y fue ése el sitio elegido.

El destacamento cuenta con una pequeña habitación con una cama y un escritorio, una ventana con rejas y la puerta que sale a la recepción y al baño.

Ayer “Río Negro” estuvo en el lugar y conversó brevemente con los custodios. En ese momento su pareja se encontraba acompañando al juez junto a sus dos hijos, que lo visitaron a la hora del almuerzo para llevarle la comida.

El ministro afirmó que hay en el lugar un libro de visitas y que para poder acceder a Bernardi hay que cumplimentar los mismos requisitos que si se tratara de la Alcaidía local, y aclaró que el imputado no puede ser alojado en la cárcel común porque en ese lugar hay personas detenidas condenadas por él mismo, lo que pondría en riesgo su integridad.


Comentarios


Doble custodia y visitas para Bernardi en el Lavalle, en Viedma