Circulación por DNI en Neuquén: días y horarios para comprar y recrearse

Doble discurso



La mejor provincia, tan rica en recursos tanto naturales como humanos, el faro de la Patagonia, el Neuquén que se hizo fuerte por la supuesta defensa del federalismo y de la “no vinculación” con los partidos y gobiernos nacionales, pareciera hoy en el pasado. Hace varios días, desde el tan mencionado asado de Villa La Angostura entre el gobernador y el presidente, con sus respectivas comitivas, y el posterior viaje del ejecutivo provincial a sellar acuerdos a la capital del país que vemos un fuerte vínculo y una imperiosa necesidad (99% económica) de mantener estrecho contacto. Está muy bien que así sea, en beneficio de todos los que habitamos esta provincia.

Pero ¿a cambio de qué? ¿No puede Neuquén, la provincia de Vaca Muerta, tener herramientas para ante una situación adversa como la actual poder contar con respaldo suficiente y no tener que mendigar en Buenos Aires algo de aire? ¿Cuánto nos va a costar este apoyo económico del Poder Ejecutivo? Quizás traicionar propios pensamientos, como en el día de hoy que vemos al MPN acompañar en la Legislatura provincial un beneplácito hacia el presidente, por vaya a saber cuál termina siendo el proyecto de expropiación de la empresa Vicentin, que está bastante lejos de Neuquén pero siembra dudas y marca un mensaje negativo en la provincia hacia el sector privado, hacia el respeto por la división de poderes y principalmente hacia el derecho de cada provincia de tener autonomía en su justicia.

¿Qué pensarán las empresas y los posibles inversores que necesita Vaca Muerta ante tal demostración del gobierno provincial? ¿Está este apoyo a una posible expropiación en sintonía con las “reglas claras” que pide el sector privado para acompañar el desarrollo de los recursos hidrocarburíferos que tiene la provincia? Creería que no.

Creo que el condicionamiento económico que tenemos nos está haciendo perder la memoria y el norte, el futuro no es para nada alentador si uno da mensajes equivocados por necesidad. Que lo urgente no tape la importante. No vi a ningún dirigente provincial, por ejemplo de energía, ni de turismo, ni de producción, levantar la voz por la partida de Latam de la Argentina, con lo que eso genera para la conectividad de nuestra provincia, nuestras inversiones y nuestro sector turístico.

La Covid-19 nos mostró que el tiempo es oro, y en Neuquén hoy es tiempo de complacer los embates del gobierno nacional. No es la primera vez, ni será la última, hasta que nos toque a nosotros sufrir el avance sobre el sector privado, sobre nuestra justicia provincial o nuevamente sobre nuestros recursos.

Juan Manuel Gómez Margeri

Contador público

Neuquén


Comentarios


Doble discurso