Dólar ahorro: más presiones para cerrar el cepo ante las pérdidas de reservas

Comienza otra semana clave para el mercado cambiario. Especialistas anticipan que mantener la oferta de dólares subsidiados es un modelo insostenible. Desde el Gobierno insisten que no va a haber cambios en el corto plazo.





El Banco Central (BCRA) sigue perdiendo divisas. En agosto fueron 1.300 millones de dólares. Para este mes no se descarta una cifra superior. Las reservas netas que presenta la entidad, según datos oficiales, se las ubica en torno a los 7.500 millones de dólares. Las estadísticas privadas las colocan por debajo de los 5.000 millones y sin posibilidad alguna de recuperación.

Estamos frente a la teoría del reloj de arena, en la que inevitablemente en algún momento se terminará la arena del cubículo superior. Solo es una cuestión de tiempo.

El economista Martín Redrado, ligado al oficialismo, tuvo este fin de semana un crudo diagnóstico. “El problema más grave y urgente es cómo enfrentar la tensión cambiaria. El Banco Central sin dudas algo tiene que hacer porque el ritmo de venta del dólar ahorro en agosto y los primeros 11 días de septiembre no es sostenible”, afirmó el expresidente del BCRA. Hoy uno de los principales referentes del sistema financiero, el titular del Banco Macro Jorge Brito, fue mucho más específico: “Hay que cerrar el cepo y cortar todo tipo de subsidios al dólar”, destacó en un reportaje al diario El Cronista.

El problema más grave y urgente es cómo enfrentar la tensión cambiaria. El Banco Central sin dudas algo tiene que hacer porque el ritmo de venta del dólar ahorro no es sostenible”

Martín Redrado, economista.

Estas palabras no cayeron bien dentro del Gobierno Nacional. Era de esperar. Confrontan con la orden del ministro Martín Guzmán de no ajustar aún más el cepo cambiario para el dólar ahorro (solidario).

El gabinete de Economía se reunió a principios de la semana pasada para profundizar las medidas que tiendan a achicar la brecha cambiaria existente, una de las principales variables que está impulsando hoy a la compra de dólares ahorro.

Si bien la brecha bajó en estos últimos días, producto de una caída del valor del dólar paralelo y una aceleración sobre la devaluación del oficial, los números finales no son los esperados. La diferencia entre ambos valores sigue siendo alta: en torno al 70%.

“El reacomodamiento de las variables no se hace de un día para otro”, señaló un importante asesor del ministro Guzmán al ser consultado por el tema. Pero tiempo es lo que no tiene el Gobierno para intentar corregir estos desvíos.

“Hay que cerrar el cepo y cortar todo tipo de subsidios al dólar”

Jorge Brito, titular del Banco Macro

La tendencia que muestran los números oficiales refleja que el mercado cambiario ya ingreso en un círculo vicioso que, en la medida que pase el tiempo, será cada vez más difícil de romper. La sociedad está ávida por sacarse los pesos de encima y busca el dólar como refugio cada vez con mayor convicción.

Ya no es una cuestión de abrir o cerrar el cepo. La confianza esta nuevamente quebrada. Y esto hace que hoy no exista un valor referencial para el dólar. Si la oferta lo pone en 100 o en 140 pesos, la demanda está presente igual, y siempre será más económico adquirirlo al primer valor. En el exterior existe esta misma sensación y esto se ve reflejado en la plaza financiera: los nuevos bonos en dólares cerraron su primera semana en el mercado con caídas de hasta 6,5%

Un natural proceso de reacomodamiento del dólar -en un escenario de normalidad y con la vuelta de la confianza- puede llevar mucho tiempo. En el actual escenario, y sin cambios en las actuales reglas de juego, el BCRA solo tiene para sostener este nivel de caídas de reservas poco más de cuatro o cinco meses. Y en la medida que los dólares atesorados en las bóvedas del Central bajen, la avidez de la demanda por la divisa se incrementará porque las probabilidades de ajuste cambiario también crecerán.

En definitiva, estamos observando desde hace un tiempo que la salida de dólares del BCRA crece progresivamente y el ingreso de divisas lo hace a una tasa mucho menor. De ahí que las palabras de Redrado y Brito no estén del todo erradas, pese a las expectativas que pueda tener el Gobierno en materia cambiaria para el corto plazo.


Comentarios


Dólar ahorro: más presiones para cerrar el cepo ante las pérdidas de reservas