Presupuesto 2021: cinco claves para entender la economía que viene

Crece la expectativa por conocer cuáles son las proyecciones que el gobierno tiene respecto a las principales variables macroeconómicas. Uno de los datos más sensibles es el déficit fiscal. ¿Cuáles son el resto?





Faltan unas pocas horas para que el Ministro Martín Guzmán presente al Congreso de la Nación el proyecto de ley para el Presupuesto 2021. De esa forma, se conocerá finalmente "el plan" que el Presidente dijo en repetidas ocasiones tener listo para la economía que viene en la pospandemia.

Crece por lo tanto, la expectativa por conocer cuáles son las proyecciones que el gobierno tiene respecto a las principales variables macro económicas, según las cuales se estructurará la política económica que viene.

Durante la presentación de los resultados del acuerdo de re estructuración de la deuda, el Ministro Martín Guzmán había dejado trascender uno de los datos más sensibles, el déficit fiscal. En dicha ocasión, indicó que para 2021 el rojo en las cuentas del estado, ascenderá al 4,5% del Producto Bruto Interno (PBI).

Este fin de semana, trascendieron algunos datos más, respecto a lo que el gobierno presentará al Congreso. A continuación, los cinco datos más importantes a tener en cuenta.


1) Inflación


Con una inflación del 53% heredada en 2019 de la gestión Macri, el gobierno tenía en carpeta para 2020 y previo al Covid-19, un agresivo sendero de reducción en el nivel general de precios. No obstante, la pandemia obligó a recurrir nuevamente a la emisión monetaria como herramienta de financiamiento al Estado. Se estima que el año 2020 culminará con una inflación de al menos el 46%. Con ese marco, el gobierno trasladó la reducción de la inflación al año que viene. Las proyecciones oficiales, indican para 2021 una inflación anual del 28%. A priori, luce muy optimista.


2) Dólar


La discusión respecto al tipo de cambio sigue vigente, tras los rumores que anticipaban un cambio en el régimen de "Dólar Solidario", lo cuales finalmente no se concretaron. Lo cierto es que las reservas del BCRA caen a un ritmo de u$s 1.200 millones al mes. La liberación de cepo implicaría una fuerte devaluación a la que el gobierno no está dispuesto por su impacto en el nivel de precios. Las restriccciones continuarían. Con ese plan, el gobierno plantearía en el presupuesto, un dólar de $101 hacia fines de 2021, lo que supone una devaluación en torno al 25% del dólar oficial. Ello supone que se mantendría la lógica de las "micro devaluaciones" diarias, buscando que el avance del tipo de cambio siga el ritmo de la inflación.

La proyección oficial muestra una inflación del 28%, una devaluación del 25% y un crecimiento del 5,5%


3) Crecimiento


Con restricciones que llevan ya seis meses, el impacto de la pandemia sobre la actividad económica ya es un hecho. Las estimaciones indican que la caída del PBI en 2020 para la Argentina, oscilará entre el 12% y el 15%. El agravante es que la caída se produce sobre un producto que ya venía cayendo en 2018 y 2019.

El gobierno prevé para 2021, un rebote de la economía. El mismo sería impulsado por la propia inercia de la economía al volver a poner en marcha la actividad luego de las restricciones, y por el plan de re activación que el gobierno pondría en marcha el año que viene. El mismo se sustenta en el mayor aire financiero que se acaba de lograr al despejar los vencimientos de deuda durante lo que resta de la gestión Fernández. El pronóstico oficial es entonces, que el producto crecerá un 5,5% en 2021, lo cual no llega a compensar siquiera la mitad del impacto de la pandemia en 2020.


4) Presión fiscal


En el informe preliminar que presentó en junio el Ministerio de Economía respecto al Presupuesto 2021 se dejan en claro dos cosas respecto a la estructura tributaria. La primera es que el gobierno hace una valoración negativa de la política tributaria entre 2016 y 2019, en tanto se indica textualmente que "Como consecuencia de una política orientada a reducir los impuestos pagados por los sectores con mayor capacidad contributiva, la presión tributaria en la Argentina cayó 2,6 puntos del PBI entre 2015 y 2019, al tiempo que aumentó la regresividad". La segunda es que el gobierno planea revertir esa tendencia. En pocas palabras, la intención es gravar más a los sectores con mayor capacidad contributiva. El primer eslabón de ese camino, sería el "Impuesto sobre las grandes fortunas", que impulsa Máximo Kircher de la mano de Carlos Heller. Lo que está claro es que se proyecta un incremento de la presión fiscal en 2021.


5) Déficit


Está claro que la pandemia trastocó todos los planes del gobierno, y que el déficit será mucho mayor a lo proyectado. El plan original era sostener la base de ajuste en el gasto heredada de la gestión Macri, hasta tanto el gobierno lograra cerrar el acuerdo con los bonistas. Lo cierto es que este año el déficit se acercará al 6% del PBI. Con ese marco, la proyección oficial, adelantada por el Ministro hace quince días, es que para 2021 el déficit llegará al 4,5% del PBI. Queda claro que no está en los planes del gobierno un ajuste radical del gasto para el año que viene, y que el camino proyectado para la reducción del déficit, sería gradual.

En números

4,5%
Es el déficit fiscal proyectado para 2021 en proporción al Producto Bruto Interno (PBI)
$101
Sería el valor del Dólar Oficial a fines de 2021 según el pronóstico del gobierno.

Comentarios


Presupuesto 2021: cinco claves para entender la economía que viene