Duro golpe para el "macrismo" en Capital

La Legislatura rechazó tratar la reforma que endurecía el Código de Convivencia



BUENOS AIRES (DyN) - La Legislatura porteña dispuso ayer pasar a discutir en comisión el proyecto de modificación del Código de Convivencia Urbana, tras un día de protestas frente al recinto y de críticas al grupo que responde a Mauricio Macri, que impulsaba un endurecimiento de las penas.

La sesión se llevó a cabo en un clima de fuerte tensión, debido a la presencia de una nutrida "barra" de vecinos, algunos a favor de la iniciativa y otros en contra, y luego declaraciones cruzadas entre el presidente de Boca y dirigentes de la oposición y del oficialismo que resisten los contenidos de la iniciativa.

Así, la discusión sobre el marco normativo para faltas como la tenencia de armas de uso civil, la prostitución en la vía pública, los disturbios en espectáculos deportivos, entre otros, continuará en el mediano plazo sin definición.

La Legislatura descartó ayer el tratamiento sobre tablas de la iniciativa que impulsaba el bloque de Compromiso para el Cambio y que no resistía del todo -aunque no votó por la positiva- el de Unión para Recrear Buenos Aires, de Patricia Bullrich.

Los legisladores habían sido convocados en sesión extraordinaria para tratar el proyecto sobre los códigos Procesal Penal, y Contravencional y de Faltas, y la modificación de la Ley de Procedimientos Contravencional. La sesión se produjo en momentos en que distintas agrupaciones de piqueteros, de derechos humanos y partidos de izquierda protestaban frente a la sede del Palacio Legislativo, en Perú e Hipólito Yrigoyen, que resistían la intención del macrismo de endurecer las penas.

Antes del debate, el ex candidato a jefe de gobierno y líder de Compromiso para el Cambio, Mauricio Macri, dijo que su proyecto comparado con los de Madrid, Roma o Milán "parece Heidi", al salir a responder a los cuestionamientos.

Macri sostuvo que la propuesta de su partido "tiene que ver más con el respeto hacia el vecino" pero además con el control del "delito, porque en una Ciudad que es un caos y un espacio público que cualquiera puede hacer lo que quiere, es mucho más fácil que prolifere el delito".

Con el voto negativo, el proyecto pasará a ser discutido en la Comisión de Asuntos Constitucionales, cuyo titular, el macrista Helio Rebot, resaltó que "quedó instalado en la sociedad la necesidad y urgencia de la modificación" del actual código, porque la "seguridad es una prioridad número 1 para los porteños", por lo que no descartó un nuevo intento "para dentro de un mes". Sin embargo, el único punto fijo establecido es el 22 de marzo, cuando debería realizarse una audiencia pública para discutir el actual esquema normativo porteño en materia penal y contravencional, que fue convocada por el jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra. FCR JC A-3676 DYN 20:34 02-19-04


Comentarios


Duro golpe para el "macrismo" en Capital