Educación y falta de voluntad política



Cinco Saltos

En Cinco Saltos desde hace 5 años se intenta una verdadera odisea: contar con tecnicaturas para los jóvenes de la zona que permitan una salida laboral genuina, evitando que deban desplazarse a diario para cursar estudios superiores. La tecnicatura en Hidrocarburos llega a través de un convenio entre la Municipalidad de Cinco Saltos, la Universidad de Río Negro (UNRN) y el apoyo del Sindicato de Petroleros Privados. En su primer año de funciones, la tecnicatura fue dada en un salón alquilado por el Municipio. Con el cambio de gestión las clases fueron llevadas a la vieja cancha de bowling del Club Cinco Saltos, que no cuenta ni con la ventilación ni la calefacción adecuadas, pero fue aceptado por la universidad (la misma que ahora lo encuentra inadecuado).

El terreno dispuesto por el Municipio para la sede oficial jamás fue licitado. Después de cuatro años, la UNRN decide suspender las inscripciones para el 2020 y traslada a Allen la tecnicatura, con la excusa de que las condiciones edilicias no eran apropiadas. El Municipio y el Consejo Provincial de Educación consiguen las aulas de un colegio secundario, pero la UNRN responde cambiando el horario de cursado a las 15, momento en el que el colegio está funcionando e impidiendo a los posibles alumnos cursar la tecnicatura.

Me pregunto: ¿cuál es la política educativa de la UNRN ante un Municipio que busca alternativas viables para ofrecer a sus jóvenes? No se ofrecen soluciones viables pero se rechazan las alternativas propuestas. En un contexto geográfico como el nuestro, ¿no se deberían buscar soluciones de educación pública de calidad para los municipios en vez de generar escollos y laberintos burocráticos?

Rosa Ivars,

DNI 11.612.212 y siguen varias firmas


Comentarios


Educación y falta de voluntad política