EE. UU. y China avanzan con el acuerdo comercial

Las tensiones entre ambas potencias se subsanó luego de la firma de la primera fase de las reglas de comercio. Estados Unidos bajó los impuestos a las importaciones chinas y el país asiático se comprometió a comprar más gas y petróleo.





El país asiático obtuvo una baja de aranceles a la exportación.

El país asiático obtuvo una baja de aranceles a la exportación.

Cerca de 18 meses acumula la denominada guerra comercial entre dos de las potencias más importante del mundo.

La tensión entre Estados Unidos y China tuvo un impacto directo en ambas economías que afectó, en buena medida, a la industria hidrocarburífera.

El precio internacional del petróleo sufrió algunas variaciones a lo largo del 2019, por la disputa comercial entre ambas naciones.

Parece que el año y medio de tensiones está cerca de subsanarse y es que la firma de un nuevo acuerdo comercial está cerca de concretarse.

La fase uno del acuerdo contempla una reducción de un 15% al impuesto de importaciones chinas y el atraso en las actualizaciones de otros aranceles.

A cambio, el país asiático se comprometió a realizar modificaciones contractuales y a comprar productos norteamericanos adicionales por US$ 200.000 millones, durante dos años.

Dentro de ese monto, China se comprometería a incluir US$ 32.000 millones extras en importaciones agrícolas y US$ 50.000 millones en compras de gas natural y petróleo crudo. Si no cumple con el acuerdo puede ser sancionado por Estados Unidos.


Comentarios


EE. UU. y China avanzan con el acuerdo comercial