EEUU ante la ONU: Kim Jong-un está “pidiendo una guerra”



#

El líder norcoreano, Kim Jong-un.(Foto: AP )

La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, dijo hoy que el líder norcoreano Kim Jong-un está “pidiendo una guerra” y advirtió que la tolerancia de Washington a sus provocaciones es cada vez menor.

“La guerra nunca es algo que quiera Estados Unidos, no lo queremos ahora, pero nuestra paciencia no es ilimitada”, señaló Haley en una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, convocada tras la última prueba nuclear de Corea del Norte.

La representante estadounidense informó que su país presentará el lunes de la próxima semana una resolución ante la ONU para establecer nuevas sanciones contra Pyongyang.

Haley consideró que Kim quiere que su país sea reconocido como potencia nuclear, pero aseguró que las “potencias nucleares entienden sus responsabilidades”.

Corea del Norte probó el domingo una bomba de hidrógeno que puede ser cargada en un misil balístico intercontinental (ICBM). Esa fue la sexta prueba nuclear del país desde 2006 y la más poderosa hasta el momento.

“Cuando un régimen canalla tiene un arma nuclear y un ICBM apuntándote, no tomas decisiones para bajar la guardia”, aseguró Haley.

En tanto, el embajador ruso, Vassily Nebenzia, pidió no tomar acciones apresuradas que podrían empeorar la situación con Corea del Norte.

“Hay una necesidad urgente de mantener la cabeza fría y abstenerse de cualquier acción que pueda escalar las tensiones”, señaló Nebenzia, que destacó que la solución al conflicto norcoreano no debería ser militar.

Por eso, pidió a la comunidad internacional “no ceder ante las emociones y actuar de manera calma y equilibrada”.

El embajador chino, Liu Jieyi, instó a recurrir al diálogo para resolver la crisis y pidió a todas las partes que hagan un esfuerzo para impedir un mayor deterioro de la situación.

Liu instó a regresar a la iniciativa de diálogo propuesta por su país y Rusia y consideró que Corea del Norte debe enfrentarse a la firme voluntad de la comunidad internacional, que busca la desnuclearización de la península.

Por su parte, el embajador japonés, Koro Bessho, instó al Consejo a ejercer la “máxima presión” sobre Corea del Norte y pidió que se adopten nuevas sanciones.

La ONU estableció el mes pasado nuevas sanciones contra Corea del Norte, las más duras hasta el momento, que afectaban a sus exportaciones.

El embajor británico, Matthew Rycroft, consideró que si se elaboran nuevas sanciones contra Pyongyang, éstas deberían estar dirigidas contra trabajadores invitados norcoreanos que envían dinero al país.

“Debemos ir más allá y tomar medidas para cortar los fondos de los que depende el régimen para llevar adelante sus programas ilegales y desestabilizadores”, añadió.


Comentarios


EEUU ante la ONU: Kim Jong-un está “pidiendo una guerra”