¿El 2020 es el peor año de la gestión política sanitaria de Río Negro?

Los hospitalarios autoconvocados llegan a la reunión de hoy en Cipolletti con esa convicción. Carreras salió al cruce y enumeró logros.

Marcha de antorchas, anoche en Roca. Se recordó a los agentes que murieron por covid-19. (Foto: Juan Thomes)

Marcha de antorchas, anoche en Roca. Se recordó a los agentes que murieron por covid-19. (Foto: Juan Thomes)

Una marcha de antorchas se hizo anoche en Roca, como anticipo de la reunión que los trabajadores autoconvocados de salud mantendrán hoy con el gobierno provincial y con los gremios ATE y UPCN. En la previa, desde el sector también emitieron un duro documento, en el que afirman que el gobierno de Juntos Somos Río Negro cierra “el peor año de gestión política sanitaria, y sin lugar a dudas uno de los peores en la historia provincial”.

“Terminan el año 2020 de esta forma, pero pueden cambiar, mudar, para ser mejores en el 2021 o seguir destruyendo el capital humano de la salud pública provincial”, sostiene el escrito que se difundió ayer a lo largo y ancho de la provincia.

El posicionamiento mostró nuevamente la tensión en los vínculos puertas adentro de los hospitales, cargando incluso contra los directores por su “foto con la gobernadora” y “el desconocimiento del justo reclamo”, además de plantear que hubo “presiones a trabajadores renunciantes”.

La reunión de la Comisión de Salud se realizará en Cipolletti. Durante el último encuentro se profundizó en la decisión gubernamental para concretar el pase al básico de las sumas no remunerativas de los salarios del sector, quedando en la administración de Arabela Carreras concurrir a esta jornada con una propuesta de regularización.

Antes del encuentro, los hospitalarios difundieron un documento crítico, bajo el título de “héroes, no; imprescindibles mientras simulan con la salud pública”.

Reafirman allí que “no somos escuchados en nuestro reclamo de recomposición salarial” porque el gobierno de Juntos continúa con su dinámica de charlas, simulaciones “de como si”, pero sin propuestas concretas”.

Los autoconvocados, que tienen amparo gremial y legal de Fesprosa, advirtieron también sobre la situación de “cansancio físico y emocional” de los trabajadores de Salud, a lo que “se suma el desgaste” al que lo “someten el gobierno y los gremios, acostumbrados a estas dinámicas”.

“El conflicto -agrega- no sólo está en la calle, también se expresa en la dinámica institucional con decenas de renuncias a jefaturas, coordinaciones de equipos y dispositivos, situación que el desmanejo organizativo de la gestión actual demuestra que no sabe –o no quiere- resolver”.

En el escrito se ratifica que la gestión provincial “sigue sin brindar respuestas, apostando al desgaste”, y se afirma que “gobierno y gremios son lo mismo” porque “defienden los mismos intereses, siempre lejanos de los trabajadores hospitalarios”.


"Es el peor año de la salud en el mundo"


“Tenemos una mirada muy distinta. Hay una fuerte inversión y una política sanitaria muy clara. Es el peor año de la salud en el mundo. Me parece que eso resume lo que estamos pasando”.

Esa fue la respuesta de la gobernadora, Arabela Carreras, cuando RÍO NEGRO le preguntó ayer  en Roca por las críticas a la gestión de gobierno que hicieron los trabajadores autoconvocados de Salud.

La mandataria consideró “lógico” que los agentes de los hospitales “sientan el peso en sus hombros de este año tremendo que ha tenido el mundo” y dijo que “por eso gozan de nuestra empatía, de nuestro compromiso y de nuestro trabajo”.

Para abonar su teoría sobre las dificultades globales, sostuvo que “hoy vemos a Alemania, una de las mejores economías del mundo, que tiene en colapso a su sistema de salud y está con una restricción de movimiento absoluto. Entonces, no podemos escapar de esto”.

Carreras enumeró la inversión realizada desde que se declaró la pandemia y destacó que “triplicamos la cantidad de camas”, además realizar “una fuerte inversión en infraestructura, en medicamentos, en elementos de protección personal, con más de 700 personas incorporadas al sistema de salud en diferentes ámbitos”.

“Por lo tanto, hubo una fuerte presencia del Estado provincial. Nadie se quedó sin atención”, completó.

De todas maneras, la gobernadora admitió que “tenemos que seguir mejorando nuestro sistema de salud” y aseguró que ese debate no sólo se está dando en la provincia, sino que también se está planteando a nivel nacional”.

“Estas crisis ponen en evidencia la necesidad de cambios, de integrar el sistema público con el privado”, sostuvo antes de detallar que se refería al trabajo conjunto desarrollado en la pandemia, en el que se compartieron o facilitaron recursos humanos, edilicios e insumos para la atención de pacientes.

“Es un año crítico, esto lo sabemos y tenemos una clara evaluación de lo que debemos hacer”, concluyó la gobernadora.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


¿El 2020 es el peor año de la gestión política sanitaria de Río Negro?