El agroturismo le da un nuevo empuje a la producción en Regina

Una propuesta para estar en contacto directo con la tierra. Un emprendimiento que combina la producción de lúpulo para la elaboración de cerveza artesanal hasta un criadero de truchas arcoiris.



Crear o mejorar la economía de una zona es toda una proeza. Y si el sector es apto para la producción, la apuesta en recursos humanos y tecnología se multiplica. En este caso, la diversificación de emprendimientos tiene un papel muy importante.

El emprendimiento Chacra Arana nació hace un par de años atrás. (Fotos: Néstor Salas)

Uno de ellos es el proyecto Chacra Arana que nació hace unos años. En principio, con el objetivo de producir lúpulo puntualmente en Regina; pero la propuesta creció y se transformó en una iniciativa más amplia que hoy abarca la multiplicación de peces en circuito cerrado, agroturismo, producción de huerta y granja, sin dejar de lado la fruticultura tradicional.

La plantación de lúpulo terminó de cerrar la idea del emprendimiento.

La idea tuvo su origen en Arana, ciudad cercana a La Plata, donde desde hace años se encuentra el refugio natural Chacra Arana, un emprendimiento que fusionó elaboración de cerveza artesanal y agroturismo.

El proyecto es encabezado por Fernando Curutchet, quien encontró en Regina una chacra junto a la costa del río Negro, en la denominada tercera zona, donde comenzaron los trabajos para la plantación de lúpulo y desde hace pocos meses se cuenta con una chacra lindera que produce peras y manzanas.

“A fines del 2017 comenzamos a pensar un nuevo emprendimiento, de tipo agroturístico, con un eje bien definido: la elaboración de lúpulo y tras ese proyecto inicial fue creciendo un torbellino de ideas”, detalló Curutchet, que encontró en Rubén Viana Da Silva y su esposa Adriana Cappelletti, unos aliados incansables para llevar adelante la propuesta.

“Cuando llegamos a este lugar, la chacra estaba en total abandono. No teníamos maquinaria, así que de a poco, a pico y pala comenzamos a desmontarla junto a Adriana”, contó Rubén.

Mientras por un lado se avanzó con la preparación del espacio para plantar lúpulo, en forma paralela se comenzó a trabajar en la cría de truchas arcoíris en circuito cerrado. Dentro del mismo predio de Chacra Arana se construyó la primera de un conjunto de cabañas para albergar a quienes deseen disfrutar del agroturismo, mientras que en otro sector avanzan las obras para habilitar un hostel. Al mismo tiempo se está trabajando en el acondicionamiento de un tramo de la costa del río para sumarlo a la propuesta integral.


Temas

Villa Regina

Comentarios


El agroturismo le da un nuevo empuje a la producción en Regina