El Bicho de los milagros

Argentinos caía 1-3 ante el Rojo, pero en 20’ lo dio vuelta: 4-3. Ahora, si vence a Huracán será campeón.





#

En cuatro minutos, Argentinos transitó de la resignación al éxtasis. Caía ante Independiente, pero en un abrir y cerrar de ojos se convirtió en el máximo candidato a quedarse con el título del Clausura. El Bicho pudo dar vuelta un resultado y terminó ganando por 4-3 en tiempo adicionado. Independiente se había adueñado de La Paternal con un 3-1 difícil de remontar, pero la equivocada intención de Américo Gallego de reforzar la defensa y resignar la tenencia de la pelota, le resultó fatal ante un Argentinos que dejó el alma en la cancha y se llevó una de las mayores alegrías de la rica historia de ese club. Juan Sabia puso el empate a los 44 del ST, con lo cual Argentinos mantenía la diferencia, con Estudiantes un punto arriba (ya se sabía que había igualado sin goles ante Rosario Central), y eliminaba al Rojo, pero el estadio Diego Maradona -con él en un palco- estalló con el gol de Matías Caruzzo, tras un desvío en Eduardo Tuzzio, y catapultó al Bicho hacia la cima de la tabla y con el horizonte puesto en un triunfo consagratorio ante Huracán en la última fecha. La sociedad Calderón- Pavlovich funcionó a la perfección y tuvo su primera aparición a los 26’ cuando el ‘Buitre’ empujó al gol una asistencia de Caldera. Pero no pudo ni festejar porque a la jugada siguiente, Leonel Núñez, la figura del Rojo, metió un espectacular gol olímpico para poner el 1-1. El resto de las llegadas lo tuvo a Argentinos con más producción de juego y a Independiente con disparos de larga distancia. Clave fue el comienzo del ST, cuando Piatti hizo una gran jugada por izquierda, envió el centro pasado y Gandín, que había entrado en el PT por Silvera, contracturado, la cruzó de cabeza. Fue uno de los pliegues del partido y el peor momento de Argentinos. Peor aún cuando en una contra rápida, Gandín le sirvió el gol al ‘Gordo’ Núñez que definió a la salida de Ojeda. Como en el 1-1, el ex Argentinos no lo gritó. A pesar de ello, cuando fue reemplazado por Gabriel Vallés a los 26’ fue insultado por el público local. La salida de Núñez fue el principio del fin para el Rojo estaba más cerca del cuarto que el Bicho del descuento, pero Gallego decidió preservar el resultado y tal mezquindad le costó el partido. Argentinos se llevó por encima al Rojo y descontó Pavlovich de cabeza. Independiente hacía lo posible para mantener el 3-2 que le daba chances de pelear por el título en la última fecha, pero a los 44, tras una serie de rebotes, Savia metió un zurdazo que Gabbarini no pudo evitar. El Rojo ya no tuvo reacción y tampoco gente arriba para golpear. Argentinos puso otra vez la pelota en el área, y fue Caruzzo el que sacó el disparo que se desvió en Tuzzio, para el éxtasis del Bicho de sentirse con el título al alcance de las manos.

FBaires

Calderón, Sabia, Gentileti y todo Argentinos festeja el heroico triunfo del Bicho sobre Independiente.


Comentarios


El Bicho de los milagros